Para iniciados: ¿Por qué certificar Compliance?

Desde la última reforma de nuestro Código Penal son bastantes las organizaciones que han empezado a implantar en su seno modelos de Cumplimiento.

 

Vista parcial Globo terraqueo

Almudena Bouza/TÜV Rheinland Group in Spain. Cierto es que, en general, son las grandes empresas las que más han avanzado con este tema hasta el momento. Son las que más sufren el riesgo reputacional y las que, sin duda, disponen de más recursos para reducirlo.

¿Cabe esperar un efecto en cadena? Es probable que sí, dado que la Circular 1/2016 de la Fiscalia General del Estado establece que la organización principal es responsable de aquellos que trabajan dentro de su “dominio social”. Esto es, se le supone una posición preponderante y por lo tanto responsable de lo que hacen aquellos que trabajan para ella o en su nombre. *

Resulta evidente, por lo tanto, que las grandes empresas empezarán a exigir en la documentación de oferta o en la contractual que sus proveedores de servicios cumplan los requisitos establecidos en el artículo 31 bis del Código Penal. Que requieran documentación relativa a dicho cumplimiento a sus contratas principales o que, incluso, dependiendo del nivel de riesgo que observen en dicha contrata y en el trabajo a desarrollar, decidan someterla a auditoría.

Hace años fueron otras áreas como la de calidad, medio ambiente, prevención de riesgos laborales o seguridad alimentaria donde el mercado se comportó de manera similar y se acabó requiriendo la obtención y presentación de las certificaciones como garantía suficiente. ¿Cómo es posible que acabe pasando en el ámbito del Compliance?.

Además, si volvemos a la Circular 1/2016 nos encontramos con que específicamente reconoce que “Las certificaciones sobre la idoneidad del modelo expedidas por empresas, corporaciones o asociaciones evaluadoras y certificadoras de cumplimiento de obligaciones, mediante las que se manifiesta que un modelo cumple las condiciones y requisitos legales, podrán apreciarse como un elemento adicional más de su observancia” aunque obviamente el texto sigue con un “pero en modo alguno acreditan la eficacia del programa, ni sustituyen la valoración que de manera exclusiva compete al órgano judicial”. Cómo no podía ser de otra manera. Es decir, es una garantía ante la Fiscalía y el Juez, lo suficientemente importante como para merecer un comentario específico en la Circular. Pero obviamente una garantía más y no suficiente ante la comisión de un delito.

 

Grupo TÜV Rheinland

LA TRANQUILIDAD DE LA CERTIFCACIÓN.

La certificación proporciona tranquilidad no sólo a los clientes sino también a los propietarios de una empresa dirigida por un gerente profesional que tiene más opiniones externas e independientes que le garantizan que en su empresa existe un modelo de cumplimiento funcionando.

Aporta valor y confianza en cualquier proceso de compra-venta de empresas. Esto es por que, dado que la responsabilidad penal por las operaciones pasadas de la empresa que se adquiere, se traspasa al comprador, no desaparece con la venta o el cambio de nombre de la razón social.

A nivel interno aporta seguridad a todos los interesados en que el Compliance funcione. Que uno o varios expertos nos digan periódicamente que nuestro enfoque es correcto y está bien desarrollado, mantenido y controlado es una forma de saber que estamos haciendo las cosas bien.

 

La certificación aporta valor y confianza en cualquier proceso de compra-venta de empresas

 

POSICIONAMIENTO ANTE LA CONTRATACIÓN PÚBLICA

¿Habría más razones para certificarse? Sí, sin duda. Por ejemplo un mejor posicionamiento para la contratación pública y para la contratación internacional en determinados mercados.
Las Directivas 2014/23/UE, relativa a la adjudicación de contratos de concesión, y 2014/24/UE, sobre contratación pública, ya contemplan que aquellas organizaciones que se hallen incursas en alguna prohibición para licitar o contratar con la Administración sean exonerados de dicha prohibición si demuestran haber implantado “medidas técnicas, organizativas y de personal concretas, apropiadas para evitar nuevas infracciones penales o faltas” en su organización empresarial. La certificación puede ser sin duda una demostración fehaciente de ello. Y no son pocas las voces que ya dan por seguro que será un requisito para contratar con la Administración Pública en el corto plazo el demostrar que se ha implementado un sistema de Cumplimiento en el seno de la organización.

 

¿Habría más razones para certificarse? Sí, sin duda

Tampoco conviene olvidar que hay determinados mercados, fundamentalmente anglosajones, donde las empresas no pueden operar si no demuestran sus compromisos de cumplimiento por lo que aquellas empresas españolas interesadas en trabajar en el mercado norteamericano, británico o el brasileño por poner otro ejemplo, estarán mejor posicionadas que su competencia si presentan credenciales de cumplimiento de Compliance bajo una certificación internacional de reconocido prestigio.

El mercado alemán (tras el australiano) ha sido uno de los pioneros en este ámbito con normas como la ASss980 (PS980) que han servido de apoyo -junto con la ISO 19600, no certificable- para conseguir un modelo de evaluación que tenga el suficiente grado de flexibilidad como para adaptarse a la idiosincrasia de cualquier compañía. Así mismo la norma UNE 19601:2017 que, si bien contempla solo el Compliance desde el punto de vista penal y orientado al mercado nacional (puesto que no es norma ISO) sí que se convierte en una norma de requisitos y por lo tanto certificable.

Desde nuestra experiencia de años evaluando o certificando el Compliance-y donde clientes como Hays AG o Schufa Holding confían en nosotros-creemos que el desarrollo del modelo de Cumplimiento y su posterior certificación son la nueva oportunidad de posicionarse en el mercado, diferenciarse de la competencia, fortalecer las organizaciones y con ello garantizar la viabilidad futura.

* En cuanto a los delitos que provocan la responsabilidad de la persona jurídica, deben haber sido cometidos por los sujetos sometidos a la autoridad de las personas físicas mencionadas en la letra a) del apartado 1, siendo suficiente que operen en el ámbito de dirección, supervisión, vigilancia o control de estas. No es necesario que se establezca una vinculación formal con la empresa a través de un contrato laboral o mercantil, quedando incluidos autónomos o trabajadores subcontratados, siempre que se hallen integrados en el perímetro de su dominio social (Circular 1/2016)

Almudena Bouza Responsable Esquema Compliance TÜV Rheinland Group in Spain

Canal Compliance


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Acerca de

Canal Compliance, surge con el afán de convertirse en canal de comunicación  e información Compliance. Estamos seguros de los beneficios sociales y empresariales del cumplimiento normativo. Somos conscientes que la eficacia de la norma se debe sustentar en la creación de una verdadera cultura Compliance y que ésta no es posible sin un verdadero canal de comunicación, una herramienta que permita que la información fluya con libertad e independencia y que ésta alcance a todos los actores del sector del Cumplimiento normativo.


CONTÁCTENOS

POR TELÉFONO