El Salvador. El expresidente Saca, condenado a 10 años por corrupción
Imagen euronews

Elías Antonio Saca, ex Presidente de El Salvador (2004-2009) resultó condenado ayer (12/09/2018) a 10 años por corrupción.

 

En 2016 y según análisis realizados por el Comité de Estándares a los países miembros del Consejo Centroamericano de Superintendentes de Bancos de Seguros y de Otras Instituciones Financieras (CCSBSO), la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF), El Salvador era el único país centroamericano que contaba con una normativa sobre la temática y cumplia los requisitos solicitados en materia “crediticia”.

El expresidente no pudo con la norma y la ola de cumplimiento normativo que se globaliza en el mundo se lo llevó por delante. ¿Sentencia ejemplarizante o cumplimiento normativo tal cual?
Saca, que llegó al poder con el partido conservador Alianza Republicana Nacionalista (Arena) se sometió a las condiciones de los llamados “juicios abreviados”. Estaba acusado de blanqueo de capitales.

 

 

La posibilidad de obtener condenas más blandas fue su motivación para dar facilidades a la justicia. Es la primera vez que en la democracia salvadoreña un ex primer mandatario resulta condenado por delitos de corrupción.

 

Se le acusa de haber blanqueado y desviado más de 300 millones de dólares del dinero de los salvadoreños. Para la justicia eso se paga con 10 años de cárcel.
“Peculado y lavado de dinero y activos” es la terminología regional para concretar este delito de corrupción.
Saca, podrá llegar a cumplir hasta 8 años de prisión, puesto que ya está cerca de cumplir 2 desde que fue detenido. Fue juzgado junto a seis de sus colaboradores por el millonario desvío de fondos públicos.

 

Douglas Meléndez, ha sido uno de los protagonistas desde la fiscalía. En la cuenta de Twitter de la institución de justicia salvadoreña se publica una importante comunicación oficial.

 

 

Histórica condena.

 

El Fiscal General de la República, Douglas Meléndez, al pueblo salvadoreño comunica:

Este día, el expresidente de la República, Elías Antonio Saca, y otros de sus más cercanos ex funcionarios fueron condenados por actos de corrupción, marcando un hecho sin precedentes en la historia salvadoreña, lo cual ha sido posible, en primer lugar, por la decisión tomada por el Fiscal General de la República desde el año 2016, donde definió dentro de los ejes principales, investigar y procesar los altos niveles de corrupción en nuestro país, sin importar el cargo o posición de quién los hubiere cometido.

La investigación de este caso se ha realizado de manera independiente, apegada a Derecho, objetiva y autónoma, sin permitir ningún tipo de influencias. El trabajo fiscal logró obtener una gran cantidad de pruebas técnicas, documentales y testimoniales que demostraron la existencia de una compleja red de corrupción en el manejo de fondos públicos, al más alto nivel.
El cúmulo de pruebas fue sometido a examen judicial, que han validado la investigación fiscal. Durante la vista pública y, debido a la abundante prueba incriminatoria, el expresidente Antonio Saca confesó el cometimiento de los delitos por lo que ha sido condenado a 10 de cárcel y al pago de 260 millones de dólares en concepto de responsabilidad civil. Igual sentencia penal recibió Elmer Charlaix, exsecretario privado de la presidencia, y además, una responsabilidad de más de 15 millones de dólares. Asimismo, el resto de condenados, también fueron declarados responsables en materia civil.

Independientemente, hace unas semanas, la Fiscalía ha iniciado el proceso de Extinción de Dominio contra todos los bienes del exmandatario, de sus familiares y testaferros, así como del resto de condenados, para que regresen a favor del Estado, en beneficio de la población salvadoreña.

Con la condena de un expresidente de la República y sus más altos funcionario, se sienta un precedente histórico en investigaciones de corrupción, consumándose el principio constitucional que “Todos somos iguales ante la ley”. Por lo que reconozco el esfuerzo de valientes hombres y mujeres fiscales, que sin contar con mayores recursos, llevaron adelante una investigación de grandes dimensiones.

“Desde el inicio de mi gestión, me comprometí a combatir la corrupción y la impunidad sin permitir injerencias. En este momento, reafirmo que continuaré hasta el último día de mi mandato, defendiendo los intereses del Estado y la Sociedad salvadoreña”.

 

 

IMAGEN DE LA ENTRADA EURONEWS

Canal Compliance


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Acerca de

Canal Compliance, surge con el afán de convertirse en canal de comunicación  e información Compliance. Estamos seguros de los beneficios sociales y empresariales del cumplimiento normativo. Somos conscientes que la eficacia de la norma se debe sustentar en la creación de una verdadera cultura Compliance y que ésta no es posible sin un verdadero canal de comunicación, una herramienta que permita que la información fluya con libertad e independencia y que ésta alcance a todos los actores del sector del Cumplimiento normativo.


CONTÁCTENOS

POR TELÉFONO