Antonio del Moral, “una visión simplista” que acierta de lleno en el sentido del Compliance

“Las personas jurídicas no tienen piernas, no pueden huir. No tienen ojos, luego no han visto nada del delito. No tienen huesos, entonces no pueden dar con ellos en la cárcel…”

El magistrado del Tribunal Supremo Antonio del Moral, ponente en la primera mesa del I Congreso sobre Defensa Penal de las personas Jurídicas, organizado por la World compliance Association centró su intervención en la inviolabilidad domiciliaria.

En el I Congreso sobre Defensa Penal se abordaban las garantías procesales de las personas jurídicas y la tutela de sus derechos constitucionales.

 

Antonio del Moral

 

Del Moral asegura tener una “visión simplista”. Pero es precisamente esta visión la que le permite mirar al Compliance – se refiere a él así, poniéndole nombre propio en sus alocuciones- con la perspectiva suficiente para ser una de las escasas personas que entiende con concreción el verdadero misterio de la imputabilidad, procesabilidad y hasta la condena de las Personas Jurídicas.

“Las personas jurídicas no tienen huesos, no pueden dar con sus huesos en la cárcel”. Un argumento simple que, aunque conocido por todos, al ser verbalizado por un magistrado del Tribunal Supremo consigue que apreciemos las dificultades a las que se enfrentan los profesionales del compliance y hasta los propios jueces.

Tratamiento procesal.

El fiscal de delitos económicos de A Coruña, Manuel Frago Amada, publicaba esta semana un artículo en su blog, (En ocasiones veo reos) en el que se detalla y vincula a un procedimiento de la Audiencia Provincial de Soria en el que el ponente es muy probable que confunda un plan PRL con con un plan Compliance. “Concede la labor de exención… ¡a los planes de prevención de riesgos laborales!”, detalla Frago Amada en su blog. Así que imaginen las dificultades de entender no sólo sobre el papel la dicotomía Persona Física Vs. Persona Jurídica.

El tratamiento procesal de las personas jurídicas a través de un modelo de persona física es el que se sigue. Y en sus salvedades radican las dificultades. Conocer las diferencias, faculta a los profesionales a un tratamiento óptimo de los casos y sus procesos. Y que estos no se conviertan en mera metáfora. Como la aludida por del Moral en su intervención y con una larguísima experiencia como fiscal.

“Las personas jurídicas no tienen piernas, no pueden huir. No tienen ojos, luego no han visto nada del delito. No tienen huesos, entonces no pueden dar con ellos en la cárcel…”

Canal Compliance


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Acerca de

Canal Compliance, surge con el afán de convertirse en canal de comunicación  e información Compliance. Estamos seguros de los beneficios sociales y empresariales del cumplimiento normativo. Somos conscientes que la eficacia de la norma se debe sustentar en la creación de una verdadera cultura Compliance y que ésta no es posible sin un verdadero canal de comunicación, una herramienta que permita que la información fluya con libertad e independencia y que ésta alcance a todos los actores del sector del Cumplimiento normativo.


CONTÁCTENOS

POR TELÉFONO