Novedades en la regulación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas

Aquellas empresas que ya cuentan con un Plan de Prevención de Riesgos Penal implantado deberán proceder a su revisión y actualización, en su caso, a fin de adaptarlos a la regulación actual

El pasado 13 de marzo entró en vigor la Ley Orgánica 1/2019, de 20 de febrero, para la transposición de diversas Directivas de la Unión Europea en los ámbitos financiero y de terrorismo y abordar cuestiones de índole internacional.

Como se explicará a continuación, esta Ley incluye novedades en el Código Penal, que afectan a la regulación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, lo que implica que aquellas empresas que ya cuentan con un Plan de Prevención de Riesgos Penal implantado deberán proceder a su revisión y actualización, en su caso, a fin de adaptarlos a la regulación actual.

A continuación, vamos a describir brevemente en qué consiste la modificación operada por la Ley 1/2019, destacando aquello que afecta a la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Novedades
  • Se ha modificado el importe que ha de ser objeto de defraudación a partir del cual estaríamos ante un delito contra la Hacienda Europea, situándose en 100.000€.
  • Por su parte, el delito de fraude de subvenciones de las Administraciones, incluidas las europeas, se cometerá si se obtienen ilícitamente ayudas o subvenciones por importe superior a 10.000 €, siendo castigados con una menor pena si el importe defraudado fuera inferior a 100.000 €.
  • Con la reforma se han establecido las conductas integrantes del delito de tráfico de órganos de forma más concreta, tratando la comisión del delito por grupos criminales.
  • En cuanto a los delitos relativos al Mercado, la Ley ha previsto la inclusión de tres artículos, en los que se contemplan tres nuevas conductas delictivas: a) la utilización de información privilegiada a la que se tenga acceso reservado para realizar operaciones o transacciones financieras; b) revelar información privilegiada fuera del normal ejercicio de su trabajo, profesión o funciones poniendo en peligro la integridad del Mercado y; c) Manipular el Mercado en cuanto a los índices de referencia e instrumentos financieros.
  • La nueva regulación incluye la comisión de cualquiera de las conductas que integran el delito de terrorismo como susceptible de acarrear la responsabilidad penal de las personas jurídicas.
Cohecho y malversación
  • Respecto de los delitos de cohecho y malversación de caudales públicos, se ha ampliado el concepto de funcionario público que puede cometer los mismos, destacando la consideración como tal de “cualquier persona a la que se haya asignado y que esté ejerciendo una función de servicio público que consista en la gestión, en los Estados miembros o en terceros países, de intereses financieros de la Unión Europea o en tomar decisiones sobre esos intereses.”
  • Se establece la responsabilidad penal de las personas jurídicas que gestionen patrimonio público respecto del delito de malversación de caudales públicos.
  • El artículo 423 incluye a los jurados y a los árbitros nacionales o internacionales, así como a mediadores, peritos, administradores o interventores designados judicialmente, administradores concursales o a cualesquiera personas que participen en el ejercicio de la función pública, como posibles autores del delito de cohecho.

Isabel Serrano

Abogada en Carrau Corporación

Canal Compliance



Acerca de

Canal Compliance, surge con el afán de convertirse en canal de comunicación  e información Compliance. Estamos seguros de los beneficios sociales y empresariales del cumplimiento normativo. Somos conscientes que la eficacia de la norma se debe sustentar en la creación de una verdadera cultura Compliance y que ésta no es posible sin un verdadero canal de comunicación, una herramienta que permita que la información fluya con libertad e independencia y que ésta alcance a todos los actores del sector del Cumplimiento normativo.


CONTÁCTENOS

POR TELÉFONO