Canal Compliance8 marzo, 2018
ii-Encuentro-cumplen-1280x854.jpg

4min838

El III Encuentro Cumplen, organizado por la asociación de profesionales del cumplimiento normativo, va camino de consolidarse como uno de los eventos más importantes del sector COMPLIANCE.

Sin duda el encuentro Cumplen echará en falta al recientemente fallecido José Manuel Maza, Fiscal General e impulsor del Libro Blanco sobre la función del Compliance. Maza solía coincidir en los eventos COMPLIANCE, con el Titular de Justicia del gobierno de España. Pero el encuentro, que alcanza ya su tercera edición, contará de nuevo con los profesionales más destacados del sector Está previsto que la apertura corra a cargo del Ministro de Justicia, D. Rafael Catalá, mientras que la clausura contará con Antonio Garrigues, Presidente de Honor de Garrigues.

El III Encuentro Cumplen tendrá lugar en la Madrid los días 15 y 16 de marzo de 2018, a partir de las 9:00 horas, en el Casino de Madrid (calle Alcalá, 15).

En este evento, cuya apertura correrá a cargo de D. Rafael Catalá (Ministro de Justicia), D. Alejandro Luzón (Fiscal Jefe Anticorrupción) y del Presidente de Cumplen, D. Carlos Sáiz, participarán profesionales de firmas de primer orden como BBVA, Endesa, Telefónica y Veolia, entre otros.

El encuentro de profesionales compliance contará con la presencia de Reguladores e Instituciones Públicas así como Jueces y Fiscales. Las aportaciones de los ponentes y las diferentes aportaciones de las sesiones buscarán respuestas a cuestiones que preocupan a los Compliance Officer. De la mano de la CNMC, AEPD, SEPBLAC o AEAT, entre otras, se organizan las diferentes intervenciones, cuyo detalle se puede obtener en el enlace al programa que acompaña a esta información.

A lo largo del III Encuentro se abordarán once bloques temáticos:

  1. Ética en los negocios y cultura Compliance.
  2. Experiencias en la implantación y primeras certificaciones de la UNE 19601.
  3. Transparencia y contratación en el sector público.
  4. La visión del Compliance para el regulador.
  5. Internal Investigations.
  6. Tax Compliance.
  7. Responsabilidad del Compliance Officer en procedimientos judiciales.
  8. Rregulación de la profesión.
  9. La PYME española ante la Implantación del Compliance.
  10. Igualdad y brecha salarial en la Empresa.
  11. Tecnologías y Compliance.

VIDEO RESUMEN II ENCUENTRO

CUMPLEN

La Asociación de profesionales de Compliance (CUMPLEN) es una asociación sin ánimo de lucro cuya finalidad fundamental es, partiendo de la experiencia adquirida y del nuevo marco en el que nos encontramos respecto a la heterogeneidad y complejidad del Compliance, contribuir al desarrollo, difusión y profesionalización del Compliance, abarcando un enfoque multidisciplinar que intensifique la toma de conciencia e importancia de lo que significa el Compliance.

Para ello, pretende ser un referente en el mundo del Compliance y ser un instrumento adecuado para aglutinar profesionales y entidades, privadas o públicas preocupadas por la innovación, el análisis, la mejora y la proyección a futuro del Compliance. Todo ello siempre bajo el compromiso de la excelencia, la ética, la innovación y el respeto.

PROGRAMA DEL ENCUENTRO

 


Canal Compliance28 febrero, 2018
comodondecuando-1280x572.gif

3min246

CINCO DÍAS. Diseñar un proceso penal que evite la estigmatización de las personas jurídicas es una de las grandes demandas que el Círculo de Empresarios ha plasmado en la calidad del sistema jurídico, como clave del crecimiento económico y el progreso social.

El  documento realiza una profunda evaluación de la situación de la justicia en España. Elabora un catálogo de propuestas de mejora que pretenden convertirla en uno de los motores de desarrollo del país.

El texto, presentado en el Colegio de Abogados de Madrid, señala que el modelo compliance choca con la estructura del proceso penal, en el que el fiscal no dirige la investigación ni tiene el monopolio de la acción penal, y en el que además no rige el principio de oportunidad.

En este sentido, los empresarios reclaman reformas para que sea el ministerio público quien asuma la investigación de los delitos. Ésta se realizaría en cooperación con la policía judicial. Tambien que se abran las opciones de que las empresas investigadas puedan llegar a acuerdos con la acusación.

Imputaciones infundadas

No es la única propuesta en relación a la fase de instrucción. En este sentido, el Círculo incide en la necesidad de mantener y respetar sus actuales plazos máximos de duración del procedimiento para evitar que se produzcan “situaciones de inactividad o se practiquen diligencias innecesarias”.

Otra de las preocupaciones que manifiesta el documento es la conculcación de la presunción de inocencia. Ésta se produce con la filtración del contenido de sumarios. Así  a juicio del Círculo Empresarios, son “imputaciones infundadas que causan graves daños reputacionales a las personas afectadas”.

Además de las reformas referidas al proceso penal, el texto también reclama, entre otras medidas, reforzar la seguridad jurídica a través de una mejor redacción de las leyes y de una mayor estabilidad legislativa; adoptar decisiones que reduzcan el número de asuntos que llegan a la jurisdicción contencioso-administrativa, y profundizar en la digitalización de la justicia.

Enlace al artículo en 5Días


Canal Compliance23 febrero, 2018
fuera-llueve-1280x639.jpg

10min298

Legal today.  La Cara y La Cruz. Almudena Curero y Jose Enriqeu Pérez Ofrecen sus posturas sobre la conveniencia de la figura del Compliance Officer

LA CARA
Almudena Curero
Abogada del Departamento Corporate Defense de MOLINS & SILVA, Defensa Penal.

Recientemente, el Consejo General de la Abogacía Española emitía un informe en el que recomendaba que las funciones del compliance officer debían ser desarrolladas por un abogado externo, al entender que esta tarea de implementación y aplicación de los planes de prevención de delitos requiere la combinación de actividades de interpretación, evaluación y decisión acentuadamente jurídica, y que una figura externa limita la posibilidad de que se produzcan conflictos de intereses. No obstante, como sucede con muchos otros aspectos relacionados con la responsabilidad penal de las personas jurídicas, los tribunales aún no han tenido ocasión de pronunciarse sobre la cuestión que da título a este artículo.

A estos efectos, se hace necesario atender a lo establecido en el Código Penal. En concreto, el tenor literal del art. 31 bis 2 2º CP requiere que la función de supervisión haya sido confiada a un órgano de la persona jurídica con poderes autónomos de iniciativa y de control, o bien, a un órgano que ya tenga encomendada la función de supervisar la eficacia de los controles internos -como podría ser el departamento de auditoría interna o el de control en materia de blanqueo de capitales-. Por lo tanto, de ahí se desprende que el legislador está pensando en una configuración del órgano de cumplimiento o supervisión, -y, por ende, en el caso de que sea un órgano unipersonal también en la figura del compliance officer-, como un departamento interno dentro de la organización.

A favor de esta postura también se mostró la Fiscalía General del Estado en su Circular 1/2016, argumentando que el órgano de cumplimiento requería para el desarrollo de sus funciones un gran conocimiento del funcionamiento diario de la entidad, un conocimiento que raramente un externo podía tener. Además, no debemos olvidar que una de las tareas más importantes del compliance officer es la de formar y concienciar al resto de trabajadores de la importancia de cumplir con el compromiso normativo adquirido por la organización. Para ello, se requieren dotes de liderazgo que difícilmente una persona externa podría llegar a tener. No obstante, sí que es posible externalizar ciertas funciones encomendadas al compliance officer, como puede ser la gestión del canal de denuncias. Sin embargo, parece difícil que un juez pueda considerar que un Modelo de Prevención de Delitos es idóneo y eficaz -en términos de conseguir la eximente- si el órgano de cumplimiento se encuentra totalmente externalizado. En este sentido, una figura externa puede generar un incremento del tiempo de reacción ante situaciones de crisis, y una búsqueda de soluciones más genéricas, al no disponer de un conocimiento específico de la entidad.

Para otros, el hecho de que sea un órgano interno de la propia organización le resta de por sí independencia y autonomía, dos características que requiere el art. 31 bis CP. Sin embargo, bajo mi punto de vista, su configuración como órgano interno no es un obstáculo para garantizar estas cualidades. Más bien, esto depende de que sus funciones se configuren de tal manera que no necesite ni estar habilitado ni autorizado por ningún otro órgano, y de que se le blinde de posibles represalias.

Por lo tanto, y a tenor de lo que establece el CP, entiendo que es totalmente factible que el órgano de cumplimiento sea interno -por las razones anteriormente expuestas-, y que para las cuestiones legales más complejas cuente un servicio de asesoramiento legal prestado por una firma especializada.

LA CRUZ
José Enrique Pérez Palaci
Abogado y Especialista en Compliance Sanitario

La primera decisión a tomar por el órgano de gobierno es si el departamento de Compliance debe ser interno o externo, decisión que tiene que tener en cuenta la autonomía, independencia, objetividad e integridad, como requisitos para la eficacia del sistema. Además, debe decidir si es unipersonal o colegiado, si debe tener una preparación exclusivamente en Derecho, o debe de ir más allá para cumplir cada uno de los retos que implica la gestión del sistema de Compliance.

El marco de referencia español (Art. 31 bis del CP, la Circular 1/2016, y las UNEs 19600 y 19601), no se pronuncia expresa y directamente en la cuestión objeto de debate, si bien sí recogen la posibilidad de destinar recursos al asesoramiento externo y externalizar el sistema de gestión. Y ello, por eficacia, independencia y confidencialidad, por lo que ante dudas, injerencias, e ineficacia, el órgano de gobierno debe de optar por la externalidad, en caso contrario el Compliance Officer es un convidado de piedra, y el sistema de gestión de Compliance es meramente formal.

La gestión del sistema de Compliance debe externalizarse, al menos, en las primeras fases de diseño, implantación, ejecución y auditoría del sistema, en aras de la integridad, independencia, neutralidad, objetividad, especialización, profesionalidad, experiencia, secreto profesional, mayor calidad en la formación, ahorro de costes, mayor aceptación de que los controles sean externos, menor confianza con el/os profesional/es externo/s; y ello, mientras se asienta la cultura de Compliance, y se aleja el temor del Compliance Officer a represalias o presiones comerciales, personales o laborales, a interferencias e injerencias por la influencia del grupo, a recordatorios de la trayectoria previa del Compliance Officer, a la dependencia emocional por sus relaciones interpersonales, ante el posible conflicto de intereses y la carga de trabajo (si debe compatibilizar con otras actividades); y es que ¿puede el órgano de gobierno asegurar la autonomía funcional a sabiendas de la mochila que el Compliance Officer interno lleva consigo? ¿puede materializarse – de modo efectivo – el sistema de compliance y no solo su implantación formal, si es incierta la independencia del Compliance Officer?

El cumplimiento real y material del sistema de Compliance será más eficaz, eficiente y efectivo cuanto mayor sea la independencia y objetividad de la persona con responsabilidad para la gestión de Compliance. De ahí el consejo de mantener distancia entre los órganos de la empresa y el Compliance Officer, debido al rechazo inicial al cambio de costumbres arraigadas en la organización, y los obstáculos de los propios miembros de la organización.

Por otro lado, siguiendo lo que se ha venido en llamar estructura de capas del sistema, en beneficio de la eficacia, seguridad y profesionalidad, debe externalizarse tanto la formación (campañas de sensibilización, programas formativos), como la investigación privada en relación a personas, hechos o delitos perseguibles a instancia de parte cometidos en el seno de la empresa, para no caer en el riesgo de invadir las competencias de la Ley 5/2014, de seguridad privada, y en la incongruencia de gestionar el sistema de Compliance incumpliendo la normativa, al haberse vulnerado los derechos fundamentales en la preconstitución de la prueba.

Concluyendo y agradeciendo la lectura, sí a la externalización o internalizando la externalización en beneficio de la eficacia del sistema de Compliance.

ARTICULO EN LEGAL TODAY

 


Canal Compliance21 febrero, 2018
albert-WCA-1280x682.jpg

9min228

WCA. El éxito de convocatoria del acto celebrado en Madrid refleja el máximo interés en la prevención del fraude, tanto el sector público como en el privado.

El pasado 8 de febrero, la World Compliance Association (WCA), junto con la Fundación Universitaria Behavior & Law, celebró en el Auditorio Cecabank de Madrid el I Congreso Nacional Antifraude. Los expertos coincidieron en la relevancia de los programas de cumplimiento de las organizaciones. Tambien coincidieron en la necesidad de desarrollar políticas públicas efectivas para fortalecer la capacidad de respuesta ante las amenazas surgidas en este ámbito.

publico en el congreso de la WCA

Como también se encargaron de señalar los ponentes, pertenecientes a todos los sectores involucrados en la lucha contra el fraude, para poder contar con herramientas adecuadas para enfrentar este fenómeno se deben tener en cuenta dos factores importantes: su comisión a nivel global y el rápido avance en la tecnología. En la práctica, esto se traduce en la necesidad de implicación no sólo de todos los sectores de la sociedad, sino de todos los países, así como la constante evolución y adaptación de las herramientas empleadas en este ámbito.

DESARROLLO DEL CONGRESO

La introducción del evento corrió a cargo de Felipe García, miembro de la Junta Directiva de la WCA, así como de Daniel Faura, Presidente del Colegio de Censores Jurados de Cataluña, y de Juan Antonio Frago, Fiscal de Delitos Económicos. El segundo puso de relevancia los delitos económicos más frecuentemente cometidos (en primer lugar, los ciberataques), así como el perfil del defraudador (a mayor edad, antigüedad y responsabilidad dentro de la empresa, mayor es el importe de defraudación para la organización). También puso sobre la mesa la siguiente reflexión: la amplia tolerancia en nuestro país, a nivel general, sobre la corrupción.

El fiscal, autor asimismo del conocido blog En ocasiones veo reos, opinó sobre la falta de formación de jueces y miembros de las FCSE en este ámbito, al contrario que en otros; los cambios legislativos necesarios, como medidas cautelares más severas y la no dilatación de las mismas para proceder a la recuperación del dinero, y la necesidad de un estatuto del compliance officer.

ROBOS DE IDENTIDAD

En el ámbito de la prevención del fraude, Juan José Matías González (Responsable de prevención del Fraude y Blanqueo de Capitales en ASNEF) señaló que, dentro de los países de la UE, es en España donde más robos de identidad se llevan a cabo a través de internet. Por su parte, Albert Salvador (Secretario General de la WCA) se refirió a la importancia de establecer controles antifraude, así como un sistema de medición para valorar la eficacia de los anteriores, a través de indicadores.

En esta misma materia, desde el punto de vista del análisis de conducta, intervinieron Rafael López (Presidente de la Fundación Universitaria Behavior & Law), Jorge Jiménez (Director del Máster de Análisis de Conducta de Fraude y del Máster en Perfilación Criminal SAFE) y Antonio Domínguez (Director del Instituto de Análisis de Conducta Antifraude). Estos ponentes se refirieron al análisis de conducta de forma práctica para detectar el fraude incluso en el ámbito empresarial.

Respecto a la detección del fraude, Pablo Pascual (Secretario de la Asociación Española de Empresas Contra el Fraude) hizo alusión a los avances tecnológicos, en concreto, al empleo de la inteligencia artificial en el ámbito jurídico, señalando las implicaciones de la protección de datos personales. De otro lado, Giovanni Castellanos (VP de Ventas y Mercadeo de Plus Technologies) comentó el efecto negativo del fraude tanto en la reputación de las empresas como en la experiencia de los clientes. A continuación, Manuel Palma Escobar (Jefe de Servicio de la División de Crimen Organizado del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado -CITCO- de la Secretaría de Estado de Seguridad) resaltó la importancia del big data contra el crimen organizado.

DETECTIVES Y FUERZAS DE SEGURIDAD

Por último, en lo referido a la investigación del fraude, Mariano Paradell (CEO del Grupo Paradell) destacó la trascendencia de una cultura ética en el seno de las empresas, ya que la prevención es más eficaz y menos costosa que la reacción ante fraudes ya cometidos. En la ponencia de Miguel Toledo (Socio Director en T & T Abogados), relativa a los derechos de los trabajadores en las investigaciones internas de las organizaciones, se destacó la relevancia de la implicación conjunta de trabajadores y empresarios a la hora de implementar controles efectivos. Francisco González Iturralde (Comandante de la Guardia Civil, Unidad Técnica de Policía Judicial -UTPJ-) expuso las pautas de la actividad de su unidad en lo referente a la investigación patrimonial y recuperación de activos.

Otro miembro de las FCSE, Faustino Aparicio Ruiz (Comisario del Cuerpo Nacional de Policía y Jefe de la Brigada Central de Inteligencia Financiera), ejemplificó de forma práctica la labor de la Comisión de Inteligencia contra el blanqueo de capitales y la necesidad de la implicación del sector privado en la lucha contra el fraude. A continuación, Enrique Solana (CEO en FOXid) se refirió a la suplantación de identidad a través del empleo de DNI falsos o robados para cometer fraudes, cada vez más frecuentes a través de internet.

CLAUSURA

Por último, para exponer lo tocante a las técnicas de investigación, intervino en primer lugar Juan Enrique Soto (profesor de la Fundación Universitaria Behavior & Law), quien ilustró con ejemplos las técnicas de investigación policial para ser aplicadas a la entrevista de seguridad del personal de las empresas. En segundo lugar, Leticia Perinat (Directora del Máster de Pericia Caligráfica y Documentoscopia de la UDIMA) describió la prueba pericial caligráfica y documentoscopia mediante ejemplos reales.

La clausura del acto corrió a cargo de Iván Martínez López (Presidente de la WCA y CEO de INTEDYA y PREVENSYSTEM), quien resaltó la importancia del establecimiento de una cultura de cumplimiento en las empresas y de la implicación de los profesionales de todos los sectores en la lucha contra el fraude.


Canal Compliance15 febrero, 2018
acusacion-compliance-1280x652.jpg

5min407

La CNMV no gratificará económicamente ninguna denuncia anónima. Sebastián Albella, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores lo anunciaba, durante la presentación del Plan de Acción de 2018. En cambio, algunos de los principales modelos mundiales de “whistleblowing”, como el americano “recompensa millonariamente al denunciante”.

Destacadas figuras compliance apuestan por sistemas como el americano. En él se premia al denunciante. Otros, quizás influidos por la cultura generalizada de que el “chivato” está mal visto, consideran que una mera delación a través de los canales de denuncia es eficaz. En este sentido se pronunciaba recientemente el presidente de la CNMV. Anunciaba que la CNMV “no gratificará económicamente ninguna denuncia anónima que reciba en buzón de comunicaciones por supuestas infracciones”.

Para Albella el modelo “denuncia gratis” funciona bien en sí mismo. La CNMV recibe comunicaciones de hechos irregulares y se analizan las mismas, sin necesidad de que estas sean retribuidas. Cabría preguntarse si el número de denuncias (escasas según los datos proporcionados por el responsable de la CNMV) se vería incrementado con el incentivo económico.

La SEC, Securities and Exchange Commission (comisión del mercado de valores de los Estados Unidos) ha recompensado con más de 77 millones de euros, (85 mill.$) por algo más de una treintena de “chivatazos” desde el año 2011. En algunos de los casos el denunciante llegó a cobrar hasta 30 millones de dólares (En 2014). Siempre la recompensa obtenida dependerá de cada caso.

CANALES DE DENUNCIA COMPLIANCE

Respecto a los canales de denuncia compliance, en contra de lo que sucede en USA, no se encuentra regulado específicamente. En la actualidad cada empresa crea sus propias herramientas de denuncia, en algunos casos son protocolos de comunicación de irregularidades. La normativa en estos casos, se suele ceñir a recomendaciones relacionadas con el control de datos. En este sentido habrá que estar atentos sobre como queda la situación con la futura Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, que se tramita en el Congreso de los Diputados

La Agencia Española de Protección de Datos se pronunció en 2007 acerca de esta cuestión. En su Informe jurídico 128/2007. Lo hizo en contra, mostrándose partidaria de un sistema donde “únicamente se admitiesen denuncias identificadas”. Con lo que no serían tenidas en cuenta las denuncias anónimas. Lo que nos lleva a plantearnos ¿Cómo pagamos al anónimo? ¿Se garantiza la identificación del denunciante si se premia económicamente la delación? ¿Puede, con garantías, un aspecto desligarse del otro (cobrar y anonimato)

CHIVATOS

En España está mal visto ser un chivato, el propio término coarta la acción de la denuncia. Es precisamente desde USA y países anglosajones, desde donde llegan términos y conceptos que “suavizan” el hecho de Informar Vs delatar. Analicemos sí no “Informer” (Informante , confidente). Los términos en sí mismo, si no invitan a colaborar por ellos mismos, si al menos no estigmatizan al “chivato”. Un ejemplo:

  • The police overlooked his illegal activities because he wastheir informer: (La policía hizo la vista gorda con sus actividades ilegales por que era un informante). Sustituyamos ahora informante por chivato y analicemos las consecuencias sintácticas.

Desde hace unos años la UE trata de importar de USA la idea de premiar o incentivar a aquellos que delaten prácticas delictivas en las empresas. Ademas garantizan anonimato y máxima discreción. En este orden de cosas y mediante el establecimiento de un sistema de denuncias, todos los empleados de la plantilla podrán ser denunciantes y denunciados, previa información de la puesta en marcha del whistleblowing.

Sin duda la evolución de los sistemas compliance, incluidas las herramientas de denuncia, requieren de una verdadera evolución de la Cultura Compliance, cultura de cumplimiento.



Acerca de

Canal Compliance, surge con el afán de convertirse en canal de comunicación  e información Compliance. Estamos seguros de los beneficios sociales y empresariales del cumplimiento normativo. Somos conscientes que la eficacia de la norma se debe sustentar en la creación de una verdadera cultura Compliance y que ésta no es posible sin un verdadero canal de comunicación, una herramienta que permita que la información fluya con libertad e independencia y que ésta alcance a todos los actores del sector del Cumplimiento normativo.


CONTÁCTENOS

POR TELÉFONO