Juan Carlos GalindoJuan Carlos Galindo25 junio, 2019
galindo-anti-terrorista-201906-1280x606.jpg

7min606
El desarrollo tecnológico ha ampliado el acceso a recursos disponibles para los grupos terroristas, incrementando su capacidad de financiación, reclutamiento, adiestramiento y propaganda.

 

A principios de este año se publicó la Orden PCI/179/2019, de 22 de febrero. Por ella se publica la Estrategia Nacional contra el Terrorismo 2019. Fue aprobada por el Consejo de Seguridad Nacional. Me permito la licencia de extraer lo referente a la financiación del terrorismo que menciona dicha estrategia.

En el anexo en su Resumen ejecutivo en uno de sus puntos cita,  “En el desarrollo de estos cuatro pilares ( Prevenir, proteger, perseguir y preparar respuestas) es necesario continuar con la implementación de planes estratégicos nacionales en ámbitos específicos, como la lucha contra la radicalización violenta, en materia de prevención y protección antiterrorista y en el fortalecimiento del control de los precursores de explosivos (sobre la base de la Ley 8/2017, de 8 de noviembre), así como establecer nuevos planes estratégicos sectoriales en las diversas áreas de actividad de la Administración y otros específicos en los ámbitos que así se requiera, especialmente contra la financiación del terrorismo y el radicalismo”.

 

SEPBLAC

En el capítulo 4, Pilares y líneas de acción – Reforzar las medidas para la prevención de la financiación del terrorismo y los extremismos violentos. Y en el ámbito interno – Reforzar los mecanismos de las Administraciones en la lucha contra la financiación del terrorismo y del extremismo violento, así como su capacidad de supervisión del sistema financiero para la detección de operativas sospechosas, así como Actuar contra las vías de financiación del terrorismo y del extremismo violento y potenciar las unidades de investigación financiera de los organismos de seguridad e inteligencia y el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC)

El desarrollo tecnológico ha ampliado el acceso a recursos disponibles para los grupos terroristas, incrementando su capacidad de financiación, reclutamiento, adiestramiento y propaganda.

Dentro del pilar Prevenir – Actuar contra las causas– Reforzar las medidas para la prevención de la financiación del terrorismo y los extremismos violentos. En su parte externa dentro del mismo pilar -Mejorar y facilitar la colaboración internacional en materia de lucha contra la financiación del terrorismo y el extremismo violento, incluyendo la localización y eventual congelación de activos de los terroristas y sus organizaciones, coordinando actores e instituciones implicadas y participando en las redes de colaboración a nivel europeo e internacional.

Dentro del Ámbito de los espacios comunes globales es objetivo: Perseguir a quienes hacen uso de los espacios comunes globales para la comisión, apoyo y financiación del terrorismo y del extremismo violento, o de su utilización para la captación, adoctrinamiento y entrenamiento de individuos o grupos y la difusión de propaganda en su beneficio

Consideraciones Finales.

En su Consideraciones finales. Vigencia, evaluación y actualización – La prevención resulta clave para eliminar en su origen las futuras amenazas. Requiere, no obstante, un especial esfuerzo de concienciación y coordinación de todas las Administraciones y una amplia gama de medidas en todos los ámbitos de nuestra sociedad. Por ello, la Estrategia fomenta la implementación del Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta, impulsando la coordinación y colaboración del conjunto de las Administraciones e instituciones públicas y privadas, con especial atención a los centros penitenciarios y a la financiación del terrorismo, fomentando planes específicos de control, seguimiento y desradicalización en aquéllos y haciendo imperativo elaborar y desarrollar un Plan Nacional de Lucha contra la Financiación del Terrorismo.

 

Prácticas financieras que permitan localizar prácticas sospechosas.

Hasta aquí las reseñas, que no son pocas y, para resumir, el plan contra la financiación de los grupos armados pretende “localizar y, eventualmente, congelar” los activos de las organizaciones terroristas. Para ello, plantea que España impulse en los foros internacionales en los que participa —principalmente Naciones Unidas, el Grupo de Acción Financiera Internacional y la UE— la elaboración de normativas y de manuales de buenas prácticas financieras que permitan localizar prácticas sospechosas.

Siguiendo las directrices de la UE y UN en la que se pretende combatir el crimen organizado, se alerta sobre los cada vez mayores vínculos entre el crimen organizado y el terrorismo yihadista, que ha permitido a este último contar con financiación y apoyo logístico. Aquellos documentos, planteaban reforzar el control financiero para combatir las estructuras económicas del crimen organizado, ponía el acento en las nuevas formas de blanqueo “emergentes”, entre las que citaba las criptomonedas, el juego online y las inversiones en energías renovables.

Y para finalizar destacaría la consideración final de crear un Plan Nacional de Lucha contra la Financiación del Terrorismo.


Canal Compliance30 abril, 2019
wca-fotomontaj-201904-1280x539.jpg

7min1027

La guía de la World Compliance Association va dirigida a la pequeña y mediana empresa, un sector que representa más del 99% del tejido empresarial español.

La World Compliance Association ha lanzado hoy la Guía de implementación de compliance para pymes, un manual práctico de implementación dedicado a la pequeña y mediana empresa, sector que supone más del 99% del tejido empresarial español.

La guía, que se podrá descargar de forma gratuita desde la página web de la asociación, ha sido elaborada por los integrantes del Comité de Compliance y Pyme. Está compuesta por diecinueve capítulos en los cuales se analizan los ámbitos de compliance desde la perspectiva de la pyme, abarcando tanto aspectos teóricos de la normativa española como estándares internacionales y jurisprudencia en la temática, así como las bases para la elaboración de una política de compliance y sus elementos fundamentales.

El compliance ha venido para quedarse, no es una moda pasajera”, asegura el presidente de la asociación, Iván Martínez, en el prólogo. “Para muchas pequeñas y medianas empresas, esta guía aspira a ser un primer paso en el mundo del cumplimento”, prosigue el presidente, “un paso para quitarle decenas de dudas y cuestionamientos y también un paso para restar temores”.

Según Martínez, solo el 0,2% de la empresas se plantean abordar medidas para cambiar la forma en que realizan sus actividades y negocios, orientándolos hacia una nueva forma más sostenible, ética y responsable. La guía pretende ser un documento de uso práctico, efectivo y sencillo que cualquier organización o profesional pueda tomar para iniciar la construcción de su programa de cumplimiento.

 

Entrevista.

 

En la siguiente entrevista, dos de las autoras de la guía y miembros del comité profundizan en los objetivos de la guía y la situación actual del compliance en la pyme. Jimena Alguacil es co fundadora de Big Bang Compliance, Help2Comply y Play Compliance y trabaja como consultora y profesora. Sandra Soler es fundadora de Soler Compliance y también co fundadora de Play Compliance.

¿Por qué surge la necesidad de crear una guía específica para pymes?

La guía surge de la necesidad real e inmediata de ampliar los conocimientos de compliance por parte de quienes integran una pyme. La necesidad de conocer las bondades que aporta el compliance a pequeñas y medianas empresas y que deje de ser una cuestión exclusiva de multinacionales y cotizadas, es evidente. Compliance es cumplimiento y esto les es directamente aplicable a las pymes, pero teniendo en cuenta una característica fundamental: proporcionalidad.

Todo lo que se ha escrito hasta ahora es aplicable a pymes pero teniendo en cuenta su estructura organizativa, operativa geográfica, sector de actuación, entre otros aspectos.

¿Cuál es el perfil de los profesionales que han participado en la creación y redacción?

Afortunadamente los profesionales que forman parte del Comité de Compliance y pyme es un perfil formado por un grupo de abogados y consultores especializados en compliance, que trabajan diariamente con pymes y conocen sus necesidades y preocupaciones.

¿A quién va dirigida?

La guía está dirigida a cualquier tipo de entidad, sea empresa, asociación o fundación pero directamente al mayor tejido empresarial, no sólo de España, sino de muchos países: las pyme. Y en particular, a sus directivos, gerentes, compliance officers, directores financieros, como también a todo integrante de las mismas, que quiera conocer en profundidad cómo implementar un programa de Compliance en pymes.

¿Cuál es la situación del compliance en el ámbito de las pyme? ¿Qué temas pendientes hay en este ámbito?

La situación actual demuestra que tener un Programa de Compliance es una ventaja competitiva, tanto a nivel reputacional, como a nivel preventivo, detectivo y reactivo. Cada vez más se amplían las exigencias de tener modelos de compliance implementados, tanto por la propia legislación actual, la cultura de la sociedad, exigencias del sector asegurador para asegurar al consejo de administración o a administradores en temas de responsabilidad civil, exigencias del sector bancario en caso de que las pequeñas y medianas empresas soliciten financiación bancaria, pero también exigencias por parte de clientes, proveedores y del sector público hacen que hoy exista una diferencia entre las empresas que cuentan o no con Programas de Compliance eficazmente implementados.

El tema pendiente es que la alta dirección de una entidad sea consciente de la necesidad real de la implementación de compliance y del abanico de ventajas que se derivan del mismo. Muchas son ya las pymes que han implementado modelos de compliance y podido corroborar las ventajas derivadas, pero sobre todo la rentabilidad a corto plazo.

¿Qué puede aportar la guía a sus lectores?

La Guía pretende ser una herramienta mediante la cual directivos, mandos intermedios y trabajadores de pequeñas y medianas empresas conozcan las últimas novedades jurisprudenciales, la aplicación de las normas ISOS en pymes y todos los aspectos que hay que conocer para implementar un Programa de Compliance en la estructura empresarial de una pyme.


Canal Compliance8 noviembre, 2018
jose-antonio-castaneda-2-201811.jpg

9min782
José Antonio Castañeda, socio de Negotia, director del Departamento de Compliance del despacho y autor del ebook ‘Compliance para pymes’.

 

CC. Después de tres años desde la reforma del Código Penal de 2015 ¿Cómo considera que debe ser la estructura de un sistema de gestión para prevenir los riesgos penales de una pyme?

JAC. Si entendemos por PYME, una empresa de un número de trabajadores que exceda de 50-60, creo que debe externalizarse la implantación, si bien el control y la gestión debe ser interna, como pasa con otros procesos o procedimientos como calidad, prevención de riesgos laborales…
En Negotia hemos desarrollado un proceso de gestión donde realizamos la puesta en valor y el análisis de riesgos, junto con el diseño de los protocolos. A partir de ahí, damos apoyo constante al órgano de la empresa que gestiona el plan de compliance.

En empresas más pequeñas, en micropymes, también se puede externalizar este proceso de gestión salvo, eso es importante, la toma de decisiones. Esto le corresponde exclusivamente al órgano de administración o al dueño o dueña de la empresa.

 

Jose Antonio Castañeda

 

• ¿En el caso de las PYMES los sistemas de gestión de riesgos penales se implantan en la realidad por miedo o por convencimiento de las empresas?

Creo que hay un gran desconocimiento a nivel de micropymes, como pasó con la prevención de riesgos laborales. En ese momento, el miedo y la publicidad que se hizo por los agentes sociales contribuyó de manera definitiva a su implantación. Ahora, el desconocimiento respecto el compliance existe y las empresas no son conscientes de que pueden delinquir de manera involuntaria, es decir, imprudentemente a causa de actos llevados a cabo por sus trabajadores.

El convencimiento llega una vez se conoce y se ven las excelencias, porque si se implanta bien, el compliance ayuda a mejorar la gestión, el control y la imagen de la empresa. Hay que favorecer la difusión.

 

El convencimiento llega una vez se conoce y se ven las excelencias, porque si se implanta bien, el compliance ayuda a mejorar la gestión

 

• Seguimos con la pequeña y mediana empresa y la externalización del servicio. En este sentido ¿Qué dificultades detecta para implantar un sistema de gestión eficaz?

La costumbre, la resistencia al cambio: si algo funciona durante varios años, para qué cambiarlo. En segundo lugar, la ignorancia: ¿por qué debo hacer esto, si yo no delinco? Lo que las empresas no ven, especialmente las micropymes y pequeñas pymes, es que es muy fácil delinquir sin pretenderlo. Es por ello por lo que hay que adoptar medidas, para evitar un posible incumplimiento legal aun a modo de imprudencia.
Y en tercer lugar, las empresas todavía no ven la enorme utilidad que tiene el sistema para mejorar la gestión de la compañía.

 

 

• Recientemente escribíamos un artículo en Canal Compliance, “Paper compliance Vs Compliance cosmético”. Para el caso que nos ocupa, ¿Modelos de gestión Standart o modelos de gestión personalizada y a medida?

Si entendemos por paper compliance aquel documento cuyo objetivo es generar una apariencia formal de estructuras de Compliance, nos estamos equivocando. No se trata de un modelo de apariencia. Debe ser un modelo que evite la comisión de un delito. Así es que debe de ser eficaz, realista y, sobre todo, adaptado a cada empresa, un traje a medida, que es justo lo que proponemos en Negotia.

 

Está claro que no hay dos empresas iguales. Incluso una misma empresa evoluciona con el tiempo, lo que nos lleva a tener claro que el modelo de compliance debe ser personalizado y debe ser actualizado a cada empresa y a cada momento del ciclo vital de esta.

 

las empresas todavía no ven la enorme utilidad que tiene el sistema para mejorar la gestión de la compañía

 

• ¿Qué metodología considera más adecuada para un sistema de gestión en pymes?

La que mejor se adapte a las necesidades del momento y de la propia empresa. Pero para empezar, salvo que se trate de una gran empresa y pueda destinar recursos propios, yo aconsejo externalizar el estudio de la compañía, la realización del mapa de riesgos, la implantación y el seguimiento.
Es una situación similar a lo que acontece con los departamentos de asesoría fiscal y laboral, por ejemplo.

 

• ¿Canales de Denuncia internos o externos?

Siempre canales denuncia externos, porque garantizan la neutralidad de la comunicación tanto por parte del denunciante, como por parte de la empresa que gestiona el canal de denuncias. Así, esta transmitirá la realidad de la denuncia sin interpretaciones.
Además, un canal de denuncia externo aumenta la confianza del denunciante, porque en principio y en base al deber de confidencialidad del gestor del canal de denuncias, su identidad no será conocida.

 

• ¿Cuáles considera que son los mecanismos más eficaces para garantizar la confidencialidad del denunciante?

Es fundamental que el denunciante conozca que no va a haber represalias por parte de la organización, para ello el compromiso de la empresa con el código ético es clave. También es importante que la empresa que gestiona el canal de denuncias no comuniquen la identidad del denunciante y, para ello, debe haber un compromiso serio y escrito.
Y en tercer lugar, el canal de denuncias debe ser exclusivamente un medio para comunicar aquellas irregularidades que se produzcan en la empresa, nunca un buzón de peticiones diversas o de otras reivindicaciones.

 

 

• ¿Cuáles considera que son los mecanismos más eficaces para la actualización de los sistemas de gestión?

Primero un conocimiento esencial de la legislación que nos aplica en diversas materias: financieras, de propiedad intelectual, informáticas, de medio ambiente… La ignorancia es feliz, pero es atrevida y da problemas. Debemos difundir para dar a conocer bien el compliance y ayudar a actualizarlo correctamente.

 

• Para finalizar. Continuamente hablamos de la necesidad de divulgar, instaurar, definir … la Cultura de cumplimiento ¿Como se consigue?

Para empezar con un trabajo de pedagogía de todos los implicados: es importante, como digo, dar a conocer las bondades del compliance. En segundo lugar, con tiempo. La cultura del cumplimiento es el sustrato que permanecerá, pero necesitamos tiempo. Y, por último, con información, claro. Todos los implicados en el proceso deben tener la máxima información posible.


Francisco BonattiFrancisco Bonatti29 octubre, 2018
normalizacion-1280x853.jpg

12min1269
Francisco Bonatti Bonet. Socio y director de Bonatti Penal & Compliance. Miembro de la junta directiva de ASCOM. Abogado penalista desde hace más de veinticinco años. Especializado en Prevención del Blanqueo de Capitales y la Financiación del Terrorismo.

 

Francisco Bonatti en la sede de ASCOM

 

No hace demasiado en Lefevre se presentaba la publicación de uno de sus mementos. ¿Que aporta Memento Experto / Sistemas de Gestión Compliance al panorama del Cumplimiento Normativo?

Una de las cuestiones que hemos detectado a lo largo de los años en BONATTI COMPLIANCE es que los profesionales jurídicos que se introducen en esta disciplina acostumbran a tener dificultades para comprender cómo se deben “bajar al terreno” los sistemas de compliance.

Este fenómeno se agudiza cuando hablamos de sistemas de compliance normalizados. Como por ejemplo la norma UNE 19601. Les cuesta incluso adecuar su lenguaje a la terminología propia de ISO. Caen habitualmente en la interpretación jurídica de las Normas de Gestión de Sistemas. Cuando son normas de gestión de organizaciones.

A la inversa, (consultores, auditores y entidades de certificación de sistemas de gestión) no estaban acostumbradas a la complejidad e impacto de las obligaciones y riesgos que entraña integrar en un sistema de gestión el compliance penal. Que además puede acabar siendo sometido a la evaluación judicial en un proceso penal. No es que otras normas de gestión (como ISO 14001 o ISO 27001) no tengan cuestiones de cumplimiento normativo. Es que en el caso de UNE 19601 el alcance es, principal y exclusivamente, el cumplimento normativo penal.

En BONATTI COMPLIANCE creemos que es importante generar herramientas. Que éstas sirvan para facilitar el encuentro de ambos grupos de profesionales en una comprensión común del compliance normalizado. Lefebvre El Derecho, y muy especialmente su Consejero Delegado, D. Juan Pujol, nos dieron la oportunidad de redactar este Memento. Tiene como intención crear una herramienta de trabajo. Que les resulte eficaz a los abogados y expertos legales que se quieran introducir en el mundo de la normalización. Y que sea útil también para auditores y consultores de sistemas de gestión que quieran integrar en sus conocimientos los aspectos normativos y regulatorios del compliance.

CAPÍTULOS INICIALES.

Los capítulos iniciales del Memento van preparando al lector para alcanzar una comprensión sistematizada de la norma UNE 19601 . Norma sobre sistemas de gestión de compliance penal en España. En la obra tratamos con detalle la labor de ISO y UNE en la normalización de sistemas de gestión. Explicamos los procesos de normalización y su terminología. Introducimos al lector en las Normas de Certificación acreditada. También en el papel y relevancia que desempeña ENAC en ese proceso. También tratamos los aspectos prácticos de la responsabilidad penal de la persona jurídica en España y los principales marcos de referencia en compliance internacional. Y con todo ese bagaje previo, dedicamos los últimos capítulos a analizar las tres principales normas de compliance: ISO 19600, ISO 37001 y la norma UNE 19601. El libro termina con un capítulo que ofrece orientaciones sobre cómo diseñar e implementar un SGCP en las organizaciones.

 

Eficacia e integración

 

En Canal Compliance siempre nos hemos referido a sistemas compliance “Eficaces”. Por que,precisamente desde la judicatura se han pronunciado en esa eficacia como garante de seguridad y efectividad. En este sentido ¿Una implementación práctica de la UNE, redunda en este mismo concepto, no?

Las normas ISO y UNE tienen como única finalidad implantar en las organizaciones sistema de gestión de compliance eficaces. Porque no consideran en su alcance otra cosa que no sea alcanzar los objetivos del sistema. Este es uno de los aspectos que a los juristas les cuesta de comprender inicialmente: la UNE 19601 no define organización como persona jurídica ni tiene como finalidad la exención penal. Para UNE 19601 un Sistema es eficaz si fomenta en la organización una cultura de compliance penal. Concepto éste al que dedica un detallado capítulo (7.1) Está  alineado con los postulados de la circular de la FGE y de la Jurisprudencia del TS. Ofrece ejemplos muy tangibles y detallados sobre cómo se concreta esa cultura de compliance en las organizaciones, convirtiéndose en una guía muy eficaz para alcanzar el compliance penal.

¿Fijar la metodología de implementación de la UNE ayuda a crear Cultura de Cumplimiento u obliga a cumplir de forma efectiva?

La UNE 19601, así como las normas ISO 19600 y 37001 mantienen como idea común que los sistemas de compliance parten del establecimiento de procesos de control. Pro culminan en un verdadero proceso de transformación cultural de la organización. Entonces  buscan como objetivo que todos los miembros de la organización sean plenamente conscientes de los riesgos de compliance que gestionan en su día a día. Y que sus incumplimientos afectan a toda la organización. No hay mejor defensa en compliance que la que se ejerce desde una primera línea consciente y motivada. La Cultura de Compliance es -en los sistemas ISO/UNE- la única forma efectiva de cumplimiento.

¿Dónde radica la importancia de certificar la norma, cuales deben ser las características de la certificadora?

Como comentábamos más arriba, las normas ISO/UNE no se basan en el concepto de entidad legal o persona jurídica. Se basan en un concepto de organización más operativo. Una organización puede integrarse por diversas personas físicas y jurídicas -o incluso por una parte inferior de una persona jurídica- siempre que existan unos objetivos comunes y un reparto de roles, funciones y responsabilidades. Los Sistemas Normalizados de Gestión tienen como finalidad que la organización consiga alcanzar efectivamente los objetivos del Sistema. Sea éste de calidad, seguridad de la información, continuidad de negocio o compliance.

 

MSS-A.

Los sistemas de tipo MSS-A establecen, además, requisitos, cuyo cumplimiento por la organización le permite obtener evaluaciones de su conformidad. Son certificaciones emitidas por terceros independientes. Acostumbran a denominarse Entidades de certificación. En compliance nos referimos, por ahora, a las normas UNE 19601 e ISO 37001. La finalidad que tienen estas certificaciones es dar confianza a otras organizaciones sobre el sistema que hemos implementado. Pero no tiene como finalidad eximir de responsabilidad penal. La principal utilidad de la certificación es asegurar a terceros que nuestra organización cumple con los requisitos de una norma de gestión. También ofrecerle la confianza necesaria a la hora de establecer relaciones con nosotros. En este sentido, la norma UNE 19601 ha disparado la implantación de sistemas de gestión en la medida en que su futura certificación permitirá a las empresas certificadas generar confianza en el mercado.

ENAC.

Tan solo tiene sentido recomendar que la Entidad de Certificación esté acreditada por ENAC. La Entidad Nacional de Acreditación es una asociación sin ánimo de lucro. Mantiene en exclusiva las funciones públicas de acreditación en España. Ello significa que su finalidad -entre otras- es ofrecer confianza a los consumidores y a los mercados respecto a la independencia y solvencia técnica de las Entidades de Certificación.

ENAC es, probablemente la entidad de acreditación mas prestigiosa de la Unión Europea y me consta que está haciendo grandes esfuerzos para asegurar que la certificación de compliance penal se realice con un alto nivel de calidad técnica. De modo que ha impulsado la nueva norma UNE 165019 que regula los requisitos que deberán reunir las entidades de certificación que se quieran acreditar ante ENAC.

Ha tenido la oportunidad de trabajar en la elaboración de esta norma y estoy convencido que impulsará el valor en el mercado de la certificación acreditada.
Obviamente, en el mercado se ofertarán también certificaciones emitidas por asociaciones y otras entidades que no quieran o no puedan acreditarse ante ENAC, pero yo recomendaría que se descartaran, porque no darán nunca frente a terceros la confianza que ofrece la certificación acreditada.

En este sentido, ya comienzan a aparecer magistrados que opinan que la certificación acreditada debería tener en el marco del proceso penal la presunción de eficacia del Sistema certificado, si bien admitiendo prueba en contrario a presentar por la parte procesal que discrepe de dicha eficacia.


Francisco BonattiFrancisco Bonatti22 octubre, 2018
bonatti-libreria-1280x674.jpg

10min2004

Francisco Bonatti Bonet. Socio y director de Bonatti Penal & Compliance. Miembro de la junta directiva de ASCOM. Abogado penalista desde hace más de veinticinco años. Especializado en Prevención del Blanqueo de Capitales y la Financiación del Terrorismo.

 

El CO deberá aprender a pensar en clave de derecho penal prospectivo y acostumbrarse a analizar dónde y cómo se puede cometer un delito que en la mayoría de las ocasiones no se ha cometido

Canal Compliance.
El pasado 1 de octubre se iniciaba un nuevo curso compliance. El Máster en Compliance ICAB 2018-2019. Es docente y se encuentra al frente del comité científico del mismo. en este sentido, en el de la experiencia docente ¿Qué valor le otorga a la formación en materia compliance, como se debe formar a los buenos compliance officer al margen de los evidentes conocimientos legales que se deben asumir?
Francisco Bonatti.

Creo que no tardaremos muchos años en ver en oferta Grados Universitarios en Compliance. Porque es una disciplina mucho más consolidada de lo que parece. Si tomamos como referencia la definición que hace el Comité de Basilea sobre la función de compliance (1) y buscamos sus antecedentes históricos más modernos, nos remontaremos a finales de los años 70 del siglo pasado. Son aproximadamente cuarenta años de historia. Éstos han dado de sí lo suficiente para definir con claridad toda una nueva rama de conocimiento y práctica en la gestión de organizaciones.

Hard skills.

Para definir las hard skills de un compliance Officer, es necesario hacer mención a conocimientos legales, empresariales, psicológicos y criminológicos. Normalmente desde un enfoque muy específico. Diferenciado de su praxis más habitual. Así, por ejemplo, en materia de compliance penal, el CO deberá aprender a pensar en clave de derecho penal prospectivo y acostumbrarse a analizar dónde y cómo se puede cometer un delito que en la mayoría de las ocasiones no se ha cometido. También respecto al que vamos a hacer cuanto esté en nuestra mano para que nunca se cometa. Este enfoque del derecho penal está muy alejado del enfoque tradicional del procesalista. Éste trabaja sobre hechos ya consumados en un momento y entorno concreto. Al igual que con el derecho penal, el resto de las materias que deben estudiarse exigen algún tipo de enfoque distinto del habitual.

 

Francisco Bonatti

 

 

Soft skills.

Es también necesario disponer de conocimientos sobre estructura y gestión de organizaciones. Gestión de procesos, projecting management, finanzas y nuevas tecnologías aplicadas a los negocios. De esta maner poder evaluar riesgos y también para integrar los sistemas de compliance en los procesos operativos de las organizaciones.

Los profesionales que trabajan en funciones de compliance deben, además, desarrollar una serie de soft skills muy específicas. Estas son: empatía, asertividad y gestión emocional.  Incorporando a su acervo habilidades en materia de negociación, coaching en entornos laborales. Y otras metodologías de gestión emocional y motivación de las conductas. No podemos olvidar nunca que el objetivo final del compliance es un proceso de transformación cultural de las organizaciones.

 

No podemos olvidar nunca que el objetivo final del compliance es un proceso de transformación cultural de las organizaciones.

 

En relación con el master de compliance de ICAB, debo agradecer tanto la Junta de Gobierno, como al departamento de formación de mi Colegio me hayan dado absoluta libertad para diseñar un master que responde a lo que yo hubiese querido tener a mi alcance cuando comencé a trabajar en esta profesión. Y la verdad es que disfruto mucho con este proyecto.

 

Opción formativa única.

Creo que es una opción formativa única. No ya sólo por su extensión (supera ampliamente las 200 horas de clases) y la gran calidad de todos sus profesores, sino fundamentalmente por su enfoque 100% práctico. Con un programa de contenidos y una metodología de trabajo en equipo pensados para que, desde la primera sesión, los alumnos dediquen todos sus esfuerzos a aprender a diseñar un Sistema de gestión de Compliance Penal. Este será conforme a la norma UNE 19601 e implementarlo con una herramienta de software.

Sin embargo, esta visión práctica no es incompatible con un programa académico. Que abarca todas las áreas de conocimiento que he mencionado y todos los bloques normativos propios del compliance en su más amplia extensión. Así que a lo largo de sus sesiones abarcamos desde la criminología de empresa hasta la ISO 14001. Pasando por la ciberseguridad o el compliance en mercados regulados.

En esta segunda edición el máster hemos complementado el programa con un conjunto de talleres prácticos. También visitas a departamentos de compliance. Los alumnos cuentan con una biblioteca sobre la materia que primer nivel. Otro aspecto que lo hace único es la participación de la totalidad de reguladores que intervienen en los principales bloques normativos sobre compliance. Esto que dota al alumno de una visión imprescindible para los profesionales del compliance: la del regulador.

En este sentido en el de la formación y en el de las capacitaciones de los profesionales. ¿Cuáles considera que deben ser las características de un buen compliance officer?

Además de los conocimientos y habilidades que apuntaba en la respuesta anterior, lo que le pediremos a un compliance Officer dependerá de su grado de responsabilidad dentro la función de compliance. Si hablamos de los líderes de la función, resulta imprescindible un conocimiento del sector en el que desempeña su función de compliance y un grado de madurez y experiencia profesional acordes con la complejidad y el nivel de riesgo de la organización.

 

… un verdadero líder espiritual que debe ejercer un liderazgo desde los valores y para fomentar valores

 

La norma UNE 19601 nos habla de integridad y compromiso, habilidades de comunicación y capacidad de influencia, así como prestigio para que sus consejos y directrices tengan aceptación. Si lo leemos detenidamente, comprobamos que nos está perfilando a un verdadero líder espiritual que debe ejercer un liderazgo desde los valores y para fomentar valores. En esta misma línea apunta el Libro Blanco sobre la función de compliance publicado por la Asociación Española de Compliance- ASCOM, posiblemente el documento más completo confeccionado sobre la función de compliance.

(1) Una función independiente que identifica, asesora, alerta, monitorea y reporta los riesgos de cumplimiento en las organizaciones, es decir, el riesgo de recibir sanciones por incumplimientos legales o regulatorios, sufrir pérdidas financieras o pérdidas de reputación por fallas de cumplimiento con las leyes aplicables, las regulaciones, los códigos de conducta y los estándares de buenas prácticas


Canal Compliance18 septiembre, 2018
juan-ignacio-hernandez-negotia-derechodeportivo-1280x960.jpg

12min1070

Entrevista a Juan Ignacio Hernández, socio de NEGOTIA y director del área jurídica deportiva, SPORTLEX

Se celebra, en el ilustre colegio de abogados de madrid, la Jornada de Derecho Deportivo que organiza Lawyerpress y que cuenta con algunas de las figuras más representativas del mundo del derecho deportivo.

Una de estas figuras es Juan Ignacio Hernández, socio de NEGOTIA y director del área jurídica deportiva, SPORTLEX, que es además especialista en Derecho Deportivo y  Máster en Derecho Deportivo (2012-2013).

 

 

Canal Compliance entrevista al ponente

CC.Desde hace un tiempo a los clubes de fútbol se les mostraba en círculos compliance como ejemplarizantes, de hecho les es imprescindible contar con Compliance Officer, sobre todo si se quiere formar parte de La Liga, quien también dispone de su propio departamento Compliance.

Pero no sólo de fútbol vive el deporte.¿En este sentido cómo describiría la situación en referencia al cumplimiento normativo en el resto de clubes, del resto de deportes deportes?

JIH. Desgraciadamente, es difícil saber qué sucede en otros deportes. Incluso en el fútbol aficionado, puesto que la información es muy escasa. A pesar de que la transparencia, obligatoria por ley, acerca de los esfuerzos realizados por clubes y pequeñas federaciones en materia de cumplimiento normativo, conlleva una mejora evidente en la imagen de esas entidades deportivas. Lo cierto es que no trasladan esa información a sus asociados, y tampoco llega a la opinión pública en general. No obstante, en términos generales, el cumplimiento es muy escaso, bien por desconocimiento, bien por falta de medios.

 

 

… el cumplimiento es muy escaso, bien por desconocimiento, bien por falta de medios.

 

 CC. ¿El fútbol es referente para el resto de deportes?

JIH.Por supuesto, lo es, debe serlo. La repercusión económica y social del fútbol en cualquier ámbito es muy grande. Debe ir por delante. Lo que sucede es que no es fácil trasladar a otros deportes las experiencias del fútbol: no disponen de las mismas herramientas, no tienen recursos siquiera parecidos.

 

Juan Ignacio Hernández 

 

CC. El Fair Play es un máxima deportiva en las canchas y pistas. ¿En el deporte, lo es también en los despachos de los clubes?

JIH. Esa es la idea. Aunque tanto en la vida como en el deporte, siempre se buscan los límites de ese Fair Play, o incluso la forma de eludirlo. También en el terreno de juego, en la cancha. Siendo optimistas, al menos se ven iniciativas, y normativas. Éstas persiguen que en los despachos se respete el juego limpio.

 

CC. ¿Cuál sería la figura social (tipo de sociedad) idónea para el establecimiento y mejor funcionamiento de los sistemas compliance ?

JIH.No sé si se puede hablar de una figura idónea. Creo que más bien dependerá del tamaño de la entidad, de los recursos que maneje. Cuanto mayores sean esos recursos, más controles necesitará. En entidades de mediano o pequeño tamaño, lo mismo que no tiene sentido constituir una SAD (Sociedad Anónima Deportiva), sería absurdo, por imposible, intentar implantar un programa de prevención del delito muy desarrollado, o pretender que cuenten con un Compliance Officer. Así, creo que las exigencias deberían simplificarse para clubes pequeños o para pequeñas federaciones, o incluso, contar con la ayuda o el asesoramiento de la administración deportiva correspondiente.

 

… en la vida como en el deporte, siempre se buscan los límites de ese Fair Play

 

CC. ¿Cómo influye en el cumplimiento, o en los potenciales incumplimientos las apuestas deportivas? Dicen que no hay vestuario en el que no se hable de las apuestas deportivas y de su estado durante los partidos, ¿Esto sólo pasa en el fútbol.

JIH. Si vuelve a salir el fútbol es por algo… Aunque es cierto que ahora se puede apostar a casi todo. Cualquier deporte en el que haya interés mediático va a ser objeto de apuestas. Y como la regulación y el control de las apuestas en un mundo global es complicada, resulta imposible evitar los fraudes. Ya que no se puede impedir el fraude, al menos que los clubes sean responsables en el ámbito doméstico. Que ejerzan controles entre empleados y deportistas. Aunque conociendo la estructura y los recursos de los clubes modestos, a veces la batalla está perdida desde el comienzo.

 

CC. ¿Acaso todo tiene que ver con el aspecto económico del deporte, de las sociedades (Derechos de imagen, fichas de deportistas, derechos de emisión…)?

JIH. Evidentemente. El deporte es un gran negocio, sobre todo el deporte de competición. Me atrevería a afirmar que los aspectos románticos del deporte base casi han desaparecido. Incluso de las oficinas de los clubes modestos. Más aún cuando hablamos del deporte profesional, que mueve más dinero del que nos podemos imaginar.   

 

 

Me atrevería a afirmar que los aspectos románticos del deporte base casi han desaparecido… 

 

La función del Compliance Officer

CC. ¿Cuál sería la función de un compliance officer en un club o sociedad deportiva?

JIH. No podemos establecer demasiadas diferencias entre un Compliance Officer de una entidad deportiva y el de cualquier otra sociedad o entidad en general. Las diferencias están en el tipo de delitos, de incumplimientos, en los que se puede incurrir con mayor probabilidad en el ámbito deportivo. Como las apuestas fraudulentas, blanqueo de capitales, delitos contra la Hacienda Pública, etc. Y sobre todo, incidir en la imprescindible formación de los integrantes del club.Fundamentalmente de los deportistas; aquí se encontrarán con el problema de la elevada “movilidad laboral” de los jugadores, de los deportistas. El C. Officer en el ámbito deportivo debe añadir, a las exigencias normales de un buen Compliance Officer, el conocimiento del deporte.    

 

CC. ¿Cuáles son los riesgos del compliance deportivo, más allá de los más mediáticos de los grandes y no tan grande clubes de fútbol?

JIH. Siempre es posible que la implantación del Programa de prevención de delitos, del Compliance, se quede en el papel. Que no sea más que el salvoconducto que sirva para evitar una condena, una sanción. Cuando debería servir para crear una cultura de cumplimiento de las normas.  

Pero más que riesgos, hablaría de las dificultades de su implantación. Nuevamente me remito a la falta de recursos. Y a la “exigencia” establecida en la Circular 1/2016 de la Fiscalía general del Estado. Que los Compliance Officer sean integrantes de la entidad, formen parte de la misma. Permitir la externalización de este servicio abarataría costes, y facilitaría la implantación de controles en pequeñas entidades.

 

CC. ¿Debe tener unas características singulares  un sistema compliance para una sociedad o club deportivo, de qué dependen las diferencias?

JIH. Conocimiento del derecho deportivo, y, en mi opinión, también del mundo del deporte. Y si es posible, de la modalidad deportiva en particular. Los programas de prevención, los Compliance de las entidades deportivas no requieren características especiales. Aunque sí deben tener en cuenta la transcendencia social de lo que tienen entre manos. Es decir,todo lo que rodea al mundo del deporte tiene especial presencia en medios y redes sociales.   

 

 


Canal Compliance18 julio, 2018
lina-anllo-entrevista-1280x539.jpg

10min1314
Lina Anllo. Abogada especialista en derecho Penal. Ha realizado el programa de compliance para la alta dirección en el IAE Bussiness School y en el IESE Business School University of Navarra. Se ha certificado en Equidad de Genero en ONU WOMAN. Es la titular a cargo de la World Compliance Association en Argentina.

 

P. No hizo demasiado que se hizo cargo del capítulo de la WCA en Argentina ¿Cómo le ha ido, que ha supuesto para usted profesionalmente?.

Aceptar la presidencia del Capitulo Argentino de la World Compliance Association, ha sido un gran honor y una gran responsabilidad. Estamos en la etapa de crecimiento inicial. Hemos formado un comité de expertos de gran trayectoria en Argentina. Está conformado por abogados, contadores, licenciados en sistemas y catedráticos del derecho penal. Nos encontramos actualmente organizando nuestro primer Congreso Nacional e Internacional de Compliance en Argentina. El Compliance, desde la discusión y sanción de la ley 27.401, ha despertado mucho interés en diferentes ramas del derecho, en particular del derecho penal, también despertó interés en la política, en los organismos públicos, en el mundo corporativo, como también en el ámbito de los contadores y auditores. Es decir, se ha generado un campo rico de debate y discusión, por ello, el desarrollo del Capitulo Argentino en esta materia deviene muy apropiado.

P. Últimamente ha estado a caballo entre Argentina y España con actividades relacionadas con el cumplimiento normativo. ¿Qué diferencias encuentra en la cultura de cumplimiento de ambos países, qué podemos aprender unos de otros? ¿Con que código penal se quedaría en materia compliance?

España por llevar varios años ya trabajando temas de Compliance, por sus modificaciones al Código Penal en el 2010 y 2015 en materia de responsabilidad penal de las personas jurídicas e inclusión de los Programas de Integridad, y por haber dictado su norma UNE 19601, ha sido un referente para nuestro país. La ley 27.401 ha tomado algunos puntos de la normativa española y sus primeros fallos judiciales en la materia nos han servido de luz para avizorar que es lo que podrá ocurrir en los tribunales argentinos.

En cuanto a las diferencias en ambos Códigos Penales, podemos decir que en España las personas jurídicas responden por más delitos que en Argentina, pero por su parte, la ley argentina ha sido mas estricta a la hora de regular los Programas de Integridad y sus efectos. En primer lugar, porque son obligatorios para aquellas empresas que contratan con el Estado, y en segundo lugar, que para que actúen como eximentes de responsabilidad se han previstos recaudos mas estrictos que en el Código Penal español. Ahora bien, esta mayor exigencia argentina podrá traer aparejado, que las corporaciones sean mas reticentes en aplicarlos y en colaborar con las investigaciones penales, resultando el efecto contrario que se persiguió al dictarse la ley.

en España las personas jurídicas responden por mas delitos que en Argentina

 

P. La última vez que he escuchado eso de “el compliance ha llegado para quedarse” fue en la conferencia que ofrecía junto a su compañera Jimena Alguacil, en el Consulado General de la República Argentina en Barcelona el pasado 18 de junio. ¿Necesita el compliance reafirmarse, necesitan sus actores que les advirtamos que ha llegado para quedarse?.

Estamos viviendo un cambio de paradigma en materia de derecho penal, de un derecho penal eminentemente represivo a un derecho penal preventivo, de la mano del Compliance penal, y esto no es un acontecimiento local ni argentino, es una circunstancia global, de allí, que no responde a una moda, sino a un cambio de sistema que vino a instalarse y que poco a poco va cambiando la forma de encarar la prevención penal, sobre la base de análisis de riesgos y de controles preventivos y mitigantes. Vamos viendo por ejemplo en Argentina, como de a poco Compliance comienza a integrar la curricula de maestrías, seminarios, materias en carrera de grado, como las empresas cada día mas tienen su Oficial de Cumplimiento y su área de Compliance, entre otros cambios. Por ello, podemos decir con firmeza que el Compliance vino para quedarse.

 

Estamos viviendo un cambio de paradigma en materia de derecho penal, de un derecho penal eminentemente represivo a un derecho penal preventivo

 

P. He leído que la firma en la que desarrolla su carrera profesional, ANLLO ABOGADAS, es una “firma legal conformada por abogadas jóvenes, capacitadas, proactivas y comprometidas”. Usted es además especialista en equidad de género. Pero ¿Cómo se entiende el compliance con Perspectiva de Género? Un área pionera en su despacho.

Cuando me especialice en género, no imaginaba la gran conexión que tienen ambas disciplinas. Los Programas de Integridad deben tener obligatoriamente perspectiva de genero y de diversidad. Un Programa de Compliance robusto y eficiente, debe fundamentarse en buenas prácticas de gobierno corporativo. Con lo cual, la diversidad, la representación por igual de mujeres y hombres, hacen a la buena toma de decisiones. Además, un correcto “Código de Etica” debe contener capítulos referidos a derechos humanos. También políticas de no discriminación, de diversidad, de protección ante el acoso laboral y sexual. Todo en cumplimiento de los Pactos Internacionales y de los principios de Pacto Global de la ONU.

Una empresa debe ser ética y transparente. Pero para empezar esta tarea, primero debe respetar los derechos básicos del ser humano. Entre éstos está la igualdad de oportunidades, el respeto a la diversidad y a la protección contra cualquier tipo de abusos. Sobre estos dos puntos he basado mi exposición en el Women Economic Forum donde fui invitada y que se ha celebrado en Nueva Delhi este año.

 

Los Programas de Integridad deben tener obligatoriamente perspectiva de genero y de diversidad.

 

P. ¿ISO 37001 Herramienta o solución? ¿Vale la norma sin una verdadera cultura de cumplimiento?

La legislación argentina actual no exige la certificación de los programas de cumplimiento por normas ISO. Claramente se evidencia que es una eficaz herramienta, pero que deberá implementarse luego de haber afianzado la cultura del cumplimiento normativo. Es decir, creo que será una alternativa viable, para una próxima etapa.

 

La Iso 37001 deberá implementarse luego de haber afianzado la cultura del cumplimiento normativo

 

P. Parece indudable que una verdadera cultura de cumplimiento es lo básico para implementar eficaces sistemas compliance en las organizaciones. Se que la respuesta sería muy amplia, pero tratando de sintetizar ¿Qué es lo que hace falta para instaurar, generalizar, una verdadera cultura compliance?

La cultura de cumplimiento, el conocimiento sobre compliance, vendrá de la mano de la capacitación constante y permanente. En todos los ámbitos, corporativos, públicos, universitarios, políticos, entre tantos otros. Será cuestión de tiempo, pero Argentina en tan solo 5 meses de vigencia de la ley ha dado grandes pasos. Ya hablar de compliance en varios ámbitos no resulta tema desconocido.

 

P. Por último. Cuáles son los próximos pasos profesionales en la materia?

En agosto estaré exponiendo en el “II Congreso Etica y Lucha Anticorrupción” que se llevará a cabo en Lima, Congreso organizado por el capítulo peruano de la WCA. También estamos concluyendo la “Ley Penal comentada 27.401” junto a varios penalistas argentinos y españoles, que publicará una Editorial argentina de mucho renombre.


Canal Compliance28 mayo, 2018
alba-lema-dapena-201805-1280x729.jpg

18min935

La World Compliance Association, a través de su comité “Compliance y sector pesquero”, junto con la colaboración de La Xunta de Galicia y ABANCA, organiza el primer congreso internacional de compliance en el sector de la pesca.

Alba Lema

Se trata de un evento único. Es el primer congreso de estas características a nivel mundial. Uno de los eventos del año de la industria pesquera en nuestro país. Ponentes del más alto nivel de todo el mundo se darán cita en Vigo los días 6 y 7 de junio de 2018. ente los ponentes y al frente del evento, Alba Lema.

 

Alba Lema : Licenciada en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela, Master Internacional en Compliance Officer/Controller Jurídico y Master en Human Resources Management por la London Metropolitan University. Cuenta con una dilatada experiencia en la prevención, gestión y control de riesgos de la empresa, como resultado de más de diez años de ejercicio como abogada y asesora jurídica de empresas. Actualmente es la responsable del comité de trabajo de “Compliance y sector pesquero” de la World Compliance Association. Además, es la directora académica del Programa Ejecutivo de Corporate Compliance de la Escuela de Finanzas de La Coruña (EF business School).

 

 

P. A veces da la sensación que sobre compliance está todo dicho. Luego llega uno a la biblioteca de la UCLM y comprueba la ingente cantidad de volúmenes sobre compliance y publicaciones existentes y comprobamos todo lo que nos queda por aprender ¿Estamos en pañales en materia Compliance?

R. En Compliance no está todo dicho ni mucho menos, el problema es que casi siempre se dice lo mismo. Estamos un poco saturados de asistir a charlas donde todo se centra en la responsabilidad penal de la persona jurídica y el 31 bis del CP, pero el compliance es más que eso y todavía tenemos muchísimo que aprender. Los países anglosajones llevan más de 50 años trabajando con este tipo de programas y nosotros prácticamente acabamos empezar.

 

En Compliance no está todo dicho ni mucho menos, el problema es que casi siempre se dice lo mismo

 

Los profesionales del compliance tenemos que explorar y ahondar en esta materia y para ello es necesario acudir a numerosas fuentes de información: bibliografía especializada, derecho comparado o guías de referencia de organismos internacionales, entre otras. Por eso, en mi opinión, para el diseño y elaboración de un programa de compliance realmente eficaz se requiere una formación específica y comprehensiva de esta materia y eso sólo se adquiere a través de muchas horas de dedicación al estudio.

P. ¿Cuáles son las singularidades del sector pesquero en materia compliance? o ¿Cómo, en qué medida, le afectan las medidas o sistemas compliance a un sector como el pesquero?

R. En primer lugar, me gustaría destacar la importancia que este sector tiene en nuestro país. España es el primer productor industrial de la UE en productos de pesca con el 20% de la producción y posee la flota más importante de la UE en términos de capacidad (GT). Además, la industria pesquera tiene un papel esencial en la creación de empleo ya que genera aproximadamente el 22% del empleo pesquero de la UE. Estos datos sitúan a este sector como uno de los más estratégicos en la economía de nuestro país.

Dicho esto, se trata de un sector con muchas peculiaridades; para empezar se trata de una industria que está tremendamente regulada, existe lo que algunos denominan una “hiperinflación legislativa” que prácticamente no tiene parangón alguno con otros sectores. Esto dificulta el diseño y elaboración de los programas de cumplimiento ya que implica tener un profundo conocimiento del sector. Además, es un sector con numerosas actividades de riesgo. Si consideramos todo el proceso “del barco al plato” nos encontramos con riesgos de muy diversa índole que comprenden, entre otros: los delitos contra la salud pública, el contrabando, el fraude, la corrupción o lo delitos contra la hacienda pública y la seguridad social. Así pues, una deficiente identificación y evaluación de estos riesgos podría viciar todo el sistema de gestión de compliance de una determinada organización que devendría totalmente ineficaz.

A modo de ejemplo, te puedo contar que, recientemente, auditando un programa de cumplimiento de una empresa del sector, detectamos la ausencia del delito de contrabando en su matriz de riesgos. Este error puede ser fatal para la organización ya que al no contemplarse este riesgo en particular, tampoco se contemplaban las medidas y controles para prevenir el mismo o, al menos para mitigar sus efectos en el caso de aquel llegue a producirse.

 

Barcos de pesca amarrados

 

P. Le he oído hablar de forma muy positiva del Compliance en Galicia ¿Considera que existen diferencias sobre la cultura compliance con el resto del país?. De ser así ¿Qué circunstancias se dan en Galicia?.

R. De lo que me habrás oído hablar muy positivamente es del interés que hay en Galicia por el Compliance. De hecho, los cursos y congresos que hemos organizado aquí, siempre han tenido muy buena acogida. Y además recibo numerosas consultas en el despacho interesándose por este asunto. Ahora bien, cuando hablamos de cultura de compliance, eso ya es otra cosa. Siempre digo que los gallegos tenemos muchísimas virtudes: somos muy solidarios, generosos, acogedores… pero hemos de reconocer que el cumplimiento, en general, no es nuestro punto fuerte.

En todo caso, no creo que la falta de cultura de cumplimiento sea solo una cuestión de los gallegos ni mucho menos, sino que creo que puede predicarse también del resto de España. Lamentablemente, en este país, nos despertamos a diario con un nuevo caso de corrupción de los que son o han sido nuestros dirigentes políticos y eso, definitivamente, no ayuda a implantar una verdadera cultura de cumplimiento. El impulso de la cultura ética tiene que salir obviamente de uno mismo, pero es importante que nuestros dirigentes políticos y la gobernanza de todo tipo de entidades públicas y privadas lideren este tipo de comportamientos, lo que en materia de compliance se conoce como el “tone from the top.”

 

Lamentablemente, en este país, nos despertamos a diario con un nuevo caso de corrupción de los que son o han sido nuestros dirigentes políticos y eso, definitivamente, no ayuda a implantar una verdadera cultura de cumplimiento

 

P. El congreso de Vigo se centrará bastante en las medidas a adoptar por las organizaciones de la industria pesquera para hacer de ella una industria más ética, honesta y comprometida con el cumplimiento. ¿Son muy diferentes estas medidas a las de otros sectores de actividad?

R. Las medidas de control no difieren mucho en el caso de aquellos riesgos que son inherentes prácticamente a todas las organizaciones por el mero hecho de desarrollar una actividad, como sería el caso de los delitos contra la hacienda pública o la seguridad social, por poner un ejemplo. Ahora bien, para riesgos específicos del sector pesquero, deben diseñarse medidas concretas que se adapten a las particularidades de la actividad pesquera. Así por ejemplo, medidas de trazabilidad para garantizar la seguridad alimentaria o medidas de vigilancia y control durante la descarga de mercancías, pueden contribuir a evitar delitos contra la salud pública y los delitos de contrabando, respectivamente.

P. ¿Cuál ha de ser el perfil de las personas que deseen participar en el congreso de Vigo?

R. El congreso va dirigido a un amplio espectro de profesionales de la industria pesquera, ya que ésta abarca desde armadores, empresas conserveras, pesqueras, hasta organizaciones de logística del frío o transporte. Asimismo, el contenido del congreso es de interés para todos los empleados de la organización con independencia del cargo que ocupen. La implantación y eficacia de un programa de cumplimiento depende -en gran medida- de la implicación de todos los empleados y del rol que debe asumir cada uno en el mismo.

También se trata de un evento diseñado para profesionales dedicados a la elaboración de programas de cumplimiento (abogados, consultores y asesores) ya que les permitirá conocer las particularidades de este sector y, por ende, cómo abordar un programa de cumplimiento en el seno de una organización de la industria pesquera.

 

Redes de pesca

 

P. Su ponencia en el congreso será sobre el “Alcance y requisitos de los programas de cumplimiento en el sector pesquero” No le pedimos que desvele el contenido de la misma, pero, ¿Puede perfilar lo que escucharemos?

R. Sí, básicamente quiero hacer especial hincapié en la necesidad de que los programas de cumplimiento en la industria pesquera se hagan atendiendo a las especiales circunstancias de la empresa y a la naturaleza de las actividades que desarrollan las organizaciones del sector.

Hay que huir de programas “estereotipados” y bajar a la realidad de cada empresa, de modo que los planes de cumplimiento deben realizarse en función del contexto interno y externo de una determinada organización.

Asimismo analizaremos las normas de alcance internacional en las que establecen las pautas o directrices para la elaboración de un eficaz programa de cumplimiento en el seno de la industria pesquera. La metodología para la identificación y análisis de riesgos también serán objeto de análisis.

 

Hay que huir de programas “estereotipados” y bajar a la realidad de cada empresa

 

P. Aunque desarrollando otras funciones, usted ha trabajado bastante fuera de España. ¿Puede hacernos una comparativa sobre la implantación de la cultura compliance respecto a nuestro país?

R. Pues precisamente en los últimos años he vivido en dos países totalmente antagónicos en lo que a cultura de cumplimiento se refiere: Reino Unido y Bulgaria. En el primero, la cultura del compliance está muy enraizada en el país y forma parte de propia la cultura británica, mucho más formalista y recta que la de los países mediterráneos. Evidentemente, esto tiene su reflejo en la cultura compliance de las empresas, mucho más madura y desarrollada que la nuestra. En concreto la Brivery Act británica del año 2010, que es considerada como una de las normas más estrictas y severas en materia de corrupción a nivel internacional, surgió con el objetivo de modificar la compleja normativa anti soborno existente en Reino Unido hasta esa fecha. Alguna de esas normas, actualmente derogadas, datan del año 1889 así que -como puedes comprobar- nos llevan unos cuantos años de ventaja.

Por lo que respecta a Bulgaria, según el último índice de corrupción elaborado por TI (Transparencia Internacional), este es el país más corrupto de la UE. A esto hay que añadir que Bulgaria, a día de hoy, no contempla en su ordenamiento jurídico la responsabilidad penal de la persona jurídica. Por lo que los planes de compliance son prácticamente desconocidos para las empresas, salvo aquellas organizaciones de carácter internacional o grandes corporaciones. Los países del este de Europa todavía tienen mucho camino que recorrer para implantar esta cultura de cumplimiento en las empresas y creo que todavía tendrán que pasar muchos años para estar a la altura de los países de cultura anglosajona.

 

(Cumplimiento normativo  en Reino Unido) Alguna de sus normas, actualmente derogadas, datan del año 1889 así que nos llevan unos cuantos años de ventaja

 

P. Finalmente ¿Qué importancia le da a la formación para que fragüe el establecimiento de la cultura compliance?

R. La formación es un elemento absolutamente fundamental para imbuirnos de una verdadera cultura de cumplimiento. Ahora bien, yo prefiero hablar de sensibilización y concienciación, más que de formación, ya que -en mi opinión- es lo que realmente necesitamos para que la cultura del cumplimiento “cuaje” en nuestra sociedad y, por ende, en las organizaciones. La formación es vital para la implantación de los programas de compliance, pero lo que realmente necesitamos en este país es un cambio de mentalidad.

 

La formación es vital para la implantación de los programas de compliance, pero lo que realmente necesitamos en este país es un cambio de mentalidad

 

No es la primera vez que me habrán oído decir, que somos el país de la picaresca, del Lazarillo de Tormes, de “tonto el último”. El país donde los comportamientos poco éticos se justifican con aquello de “es que todo el mundo lo hace”. Pues bien, por ahí es precisamente por donde hay que empezar, haciendo ver a la gente que los comportamientos éticos son los que deben inspirar y regir nuestra actividad profesional, y que –a largo plazo- la cultura del cumplimiento y de las buenas prácticas tendrá muchos más efectos positivos, en términos económicos, de competitividad y de reputación, que el incumplimiento sistemático de la ley.


Canal Compliance14 mayo, 2018
jorge-jimenez-serrano-201805-1280x678.jpg

12min604
Los próximos días 30 y 31 de mayo y 1 de junio tiene lugar el V Congreso Behavior & Law contra el fraude, organizado junto a la World Compliance Association (WCA). Cinco ediciones en las que han participado ponentes de talla internacional y con más de 2.000 asistentes.

Entrevista Jorge Jiménez Serrano, Director del Máster en Análisis de Conducta. Psicólogo Criminalista en el Instituto Análisis Conducta Antifraude (IACA), es uno de los ponentes. Confiesa que su pasión es la Psicología y la Criminología. Apasionado por el Criminal Profiling (Perfil Criminológico) una técnica que divulga como docente universitario en el ámbito nacional e internacional.

Es experto en el análisis de fraude desde la visión del Análisis de Conducta o el apoyo al reclutamiento basado en criterios de seguridad.

 

Portada web congreso compliance

 

1. Toca hablar de fraude. Porque estamos “seriecontaminados” y parece que hablar de “perfiles psicológicos o criminológicos es hablar de asesinos en serie, pero ¿En materia de Fraude el perfil criminológico y su estudio es también una buena herramienta, verdad?

Claro, nosotros usamos el análisis de conducta aplicado al comportamiento criminal y el fraude también es un comportamiento y es un delito. Es cierto que nuestra perfilación se suelen relacionar principalmente con casos de asesinos o agresores sexuales en serie pero es posible su aplicación a otro tipo de delitos como el fraude.

 

2. El establecimiento de perfiles criminológicos, el estudio de la conducta , ¿Cómo interviene en la detección del fraude?

Lo que hacemos es utilizar nuestro metaprotocolo de investigación SAVE, con el cual analizamos el comportamiento desde distintos elementos o enfoques. Podemos analizar una entrevista, cómo un posible defraudador cuenta lo ocurrido, analizamos su conducta no verbal y cómo ésta se ajusta o no a lo que está contando, pudiendo identificar factores de credibilidad. Analizamos también lo que denominamos la coherencia interna y externa de su comportamiento, cuál es el modus operandi utilizado y el perfil de personalidad que muestra a través de sus conductas. Es un método global que permite identificar la acción de un posible defraudador y lo más importante, llegar a conocer cómo es y predecir su conducta.

 

Podemos analizar una entrevista, cómo un posible defraudador cuenta lo ocurrido, analizamos su conducta no verbal

 

3. La lucha contra el fraude y la corrupción es uno de los pilares del Compliance. ¿Considera que es, además, una herramienta rentable?

Por supuesto que es rentable, el fraude interno y externo es un riesgo que supone a las empresas cantidades ingente de dinero al año. Reducir este fraude puede suponer económicamente la supervivencia de la empresa. Además, tener una empresa confiable, incómoda para el fraude supone además una gran ventaja reputacional, una imagen de marca que cada vez será más importante en el entorno globalizado en el que nos movemos. Luchar contra el fraude ya no es una opción para las empresas.

 

 

4. Muchos pueden considerar que combatir el fraude es que éste no quede sin castigo cuando sucede. Lo vemos cada día en las noticias; se exigen penas para los defraudadores, pero ¿no cree que la lucha más eficaz es aquella que lo previene? En este sentido ¿Que pueden hacer perfiles profesionales como el suyo y técnicas como el Criminal Profiling?

La lucha contra el fraude, como cualquier lucha contra el delito no puede ser exclusivamente reactiva, no puede esperar simplemente a responder cuando el delito se ha cometido, debe ser proactiva y preventiva. Para ello, el análisis y control del factor humano de nuestras empresas: directivos, empleados, proveedores, clientes…es fundamental. Y es en eso en lo que somos expertos, en personas y en el análisis de su conducta. Desde nuestro enfoque podemos participar en labores de selección y reclutamiento, due diligence, análisis de riesgos humanos, negociación… Al final, todo lo que una empresa hace en su entorno es comportamiento y se puede analizar.

 

La lucha contra el fraude, como cualquier lucha contra el delito no puede ser exclusivamente reactiva

 

5. El congreso en el que será ponente formará específicamente a profesionales. En esta materia ¿Considera que nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad están bien formados?

Sí, tanto Policía Nacional como Guardia Civil disponen de profesionales muy cualificados en el análisis de conducta con los que colaboramos desde hace años en el desarrollo de este enfoque y en diversos proyectos de formación. Participan también en este congreso para tratar de explicar cómo los análisis que ellos realizan en el ámbito criminal son también aplicables y de utilidad en el ámbito privado y concretamente en el ámbito corporativo.

 

Imagen alegórica del escenario de un crimen

 

6. La sociedad avanza, evoluciona, tenemos eficaces sistemas compliance en las organizaciones, hay profesionales como usted que estudian la conducta y su relacion con la comisión de delitos.. nuestras fuerzas de seguridad velan y persiguen en cambio tenemos los telediarios llenos de casos de fraudes y de corrupción ¿Por que?

El fraude y la corrupción, como cualquier otro tipo de delito, creo que nos van a seguir acompañando durante algún tiempo. Es cierto que ahora tenemos un boom mediático de este fenómeno, pero creo que esto se debe principalmente en que se ha puesto el foco de atención sobre él, lo que no quiere decir que antes hubiera menos. En la génesis del fraude intervienen factores individuales y personales pero también factores contextuales y culturales. El defraudador, como cualquier delincuente actuará allá donde se le deje actuar, por tanto debemos luchar por crear cada vez más espacios libres de corrupción y fraude. Esto no es fácil y evidentemente no requiere solo de la respuesta policial y judicial, necesita que la sociedad, ciudadanos, políticos, empresarios, instituciones y empresas también participen desde sus responsabilidades y competencias en esta lucha contra el fraude.

 

En la génesis del fraude intervienen factores individuales y personales pero también factores contextuales y culturales.

 

7. En un reciente artículo expone que la racionalización-neutralización es uno de los elementos que están presentes para la comisión de fraudes, es decir que las personas racionalizan su comportamiento negativo. ¿Qué significa esto? ¿El delincuente justifica su delito o se convence para sentirse legitimado para cometerlo?

Sí, pensemos en lo que podría ser un fraude interno, un empleado que roba dinero de su empresa. Para que este fraude ocurra, de forma simplista se necesita que haya una motivación o presión por parte del empleado, es decir, que quiera o necesite el dinero. Se requiere también de una oportunidad o una situación propiciada por la empresa para poder cometer este fraude, por ejemplo que los empleados tengan acceso a dinero de la empresa sin mucho control. Hasta aquí parecería que el fraude no requiere nada más, alguien que quiere hacer algo malo y un objetivo o víctima. Pues bien, desde el estudio del fraude se establece que sería necesario un tercer elemento para que finalmente ocurra este hecho, y es precisamente la racionalización. Lo que ayuda al defraudador desde el punto de vista cognitivo, podemos llamar a esto “sentirse bien”, “justificarse” o “autoengañarse”, es la racionalización. Esta justificación permite al defraudador afrontar la comisión de una conducta que sabe que está mal, pero que él neutraliza con diversas estrategias como las que presento en mi artículo. Este es otro elemento de lucha contra el fraude, impedir o dificultar que la persona pueda racionalizar su fraude.

 

Otro elemento de lucha contra el fraude es impedir o dificultar que la persona pueda racionalizar su fraude.

 

8. ¿Se puede detectar al defraudador antes de cometer el fraude mediante el establecimiento de perfiles o solo se puede crear el entorno necesario para que los fraudes no se cometan?

Si yo conozco cómo son los defraudadores, cómo actúan y qué características tienen, puedo establecer perfiles que posteriormente ayuden a detectar perfiles de riesgo antes de que lleguen a actuar.

Pero como hemos hablado anteriormente, no solo es necesario un probable defraudador sino también se requiere una situación propicia para cometer el fraude. Aquí también tenemos otro elemento sobre el cual se puede intervenir para luchar contra el fraude.


Canal Compliance14 mayo, 2018
alberto-giron-congreso-compliance-sector-publico-14052018-1280x880.jpg

23min727
El próximo 23 de mayo tiene lugar en madrid el I Congreso sobre Compliance en el sector público  . Alberto Girón, interventor y auditor del estado , además de formar parte de la Junta Directiva de Accors (Asociación Contra la Corrupción) y del Comité del Sector Público de la World Compliance Association, será uno de sus principales ponentes.

Portada web congreso compliance Sector Público

Alberto Girón

1º El próximo 23 de mayo tiene lugar el I Congreso de “compliance” en el Sector público, organizado por la WCA. A tenor de su experiencia como auditor de lo público ¿Corren malos tiempos para el cumplimiento normativo en lo público? En base a esa dilatada experiencia ¿Cual es el estado de salud actual frente al que percibió cuando se iniciaba como, hace más de 30 años, como ayudante de auditoría?

Hay muchas diferencias pero yo me centraría en dos. La primera es que en aquella época la ciudadanía tenía una gran ilusión porque entre todos estábamos construyendo un sistema democrático que ingenuamente considerábamos que iba a ser la panacea para casi todo. También para la corrupción y esa ilusión la compartíamos los que empezábamos en el control del sector público. Pronto descubrimos nuestra ingenuidad especialmente los que por trabajar en estos temas o por estar interesados en la cosa pública teníamos algo más de información.

Ahora estamos en la situación contraria, hay un gran hartazgo ante la falta de moralidad de buena parte de nuestra clase política, para quien con frecuencia el cumplimiento de la ley es un obstáculo en sus objetivos, no siempre éticos. No todos roban por supuesto, pero entre los que roban, los que dejan robar y los que miran para otro lado para no enterarse son muchísimos. Seguramente son muchos más los políticos honestos, pero a veces parece que están en minoría.

Aunque hay muchos motivos para la crítica es indudable el avance que ha tenido nuestro país en muchos sentidos, somos una democracia avanzada, por mucho que algunos traten todos los días de solo ver lo negativo. El nivel de renta media es muy superior. Los servicios públicos son incomparables y algunos como los sanitarios, a pesar de los recortes, de los mejores de Europa etc. Sin embargo, hay aspectos en los que hemos avanzado poco , y uno de los principales, es la corrupción que, como todos sabemos, tiene un gran impacto económico y social . No es posible medirla de manera fiable por mucho que algunos den cifras calculadas con muy poco o nulo rigor, pero mi percepción es que la corrupción no ha disminuido. Y eso me lleva a la segunda diferencia que quería destacar respecto a los años en que empecé a trabajar en estos temas: la corrupción se ha sofisticado para eludir los sistemas de control y la actuación de la policía, los fiscales y los jueces . Antes se llevaban el dinero del banco y ahora utilizan operaciones contractuales o financieras sofisticadas .

 

…la corrupción se ha sofisticado para eludir los sistemas de control y la actuación de la policía, los fiscales y los jueces . Antes se llevaban el dinero del banco y ahora utilizan operaciones contractuales o financieras sofisticadas…

 

Antes los corruptos llevaban el dinero las mordidas en maletines, ahora,se utilizan cuentas en paraisos fiscales. Los medios que se ponen a disposición de los que están del lado de la ética y del cumplimiento de la legalidad son muy escasos en relación con las tareas encomendadas. Por eso, seguro que muchas veces ganan “los malos”. En la vida real no es como en las películas.

A pesar de todo, creo que hay un aspecto en que hemos avanzado mucho. En España, el nivel de corrupción de los funcionarios público es muy bajo, eso lo ponen de manifiesto estudios solventes y hasta donde yo conozco en la administración pública estatal puedo corroborar que es así. Tenemos un grave problema de corrupción política, la corrupción está en los partidos políticos y en una buena parte de la clase política, que o participa o mira para otro lado ante actuaciones ilegales, o a veces aparentemente legales, pero deshonestas. Los funcionarios son además un freno a las corrupciones de los políticos, freno que no existe en el ámbito empresarial porque los sistemas de provisión de puestos de trabajo han sido históricamente mucho menos rigurosos, lo que ha dado lugar a un elevado grado de nepotismo. Además es mucho más fácil echar o hacer la vida imposible a quien pone obstáculos que en la administración pública.

 

 

En España, el nivel de corrupción de los funcionarios público es muy bajo, eso lo ponen de manifiesto estudios solventes y hasta donde yo conozco en la administración pública estatal puedo corroborar que es así.

 

 

2º Ha trabajado como perito en casos de gran complejidad y relevancia. ¿La actualidad “compliance” simplifica los procesos, se pueden determinar mejor culpabilidades, o por el contrario se complica cuando entran en juego las personas jurídicas?

Aunque recientemente he estado colaborando unos meses con la unidad de apoyo a la justicia de la IGAE, mi experiencia en este ámbito la adquirí hace muchos años cuando trabajé de perito judicial en la Audiencia Nacional y no tengo información reciente suficientemente detallada para dar una opinión suficientemente fundamentada en la práctica sobre lo que me pregunta. Pero si puedo decir que en mi opinión el establecimiento de la responsabilidad de las personas jurídicas y el establecimiento de eximentes y atenuantes si se implantan sistemas de “compliance” que cumplan determinadas características, o sea que no sean “cosméticos” es un hito fundamental en la lucha contra la corrupción . Lo que está claro es que jueces y fiscales van a necesitar mucho apoyo técnico para tener criterio fundado acerca de si los sistemas de “compliance” cumplen con las características exigidas por el Código Penal o son simplemente operaciones de puro maquillaje para tratar de eludir responsabilidades penales, y no verdaderos sistemas de prevención de delitos.

 

3º Suelo preguntar lo mismo a mis entrevistados en materia “compliance”. ¿Un eficaz sistema “compliance” sirve para crear cultura de cumplimiento o es un mero atenuante de cara a la comisión de posibles delitos?

Eso dependen de varios factores. El primero de ellos es que los máximos responsables de la entidad o institución “se lo crean”y promuevan de forma efectiva el sistema de “compliance”, le doten de los medios necesarios y posibiliten que sus responsables puedan actuar con la imprescindible independencia. De todos modos el sistema de “compliance” no puede ser la panacea, Para crear una cultura de cumplimiento los primeros que tienen que actuar con integridad son los máximos responsables y directivos. Deben de dar ejemplo y no solo en las cosas cuantitativamente importantes, sino en el día a día. Es imposible crear una cultura de cumplimiento si los directivos aprovechan los viajes oficiales para hacer turismo a costa de los contribuyentes y o se auto agasajan en restaurantes de lujo mientras son cicateros con el personal o trabajan menos que sus colaboradores, por poner algunos ejemplos.

Ningún sistema de “compliance” puede funcionar si los máximos responsables de las entidades no lo impulsan de manera efectiva de una manera coherente. Y por supuesto el sistema de “compliance” es inútil si el incumplimiento de la ley y/o la corrupción se promueve desde el primer nivel de decisión, como hemos visto y desgraciadamente seguimos viendo en los telediarios y en los periódicos.

 

…el sistema de “compliance” es inútil si el incumplimiento de la ley y/o la corrupción se promueve desde el primer nivel de decisión…

 

4º Generalmente se asocia el “compliance”, al sector empresarial. Pero sin duda es aplicable a todo tipo de organizaciones. ¿Cómo valora la implicación de los poderes públicos en la instauración de sistemas de cumplimiento normativo en la administración?

Como he indicado anteriormente, en mi opinión cuando se habla de instaurar sistemas de cumplimiento normativo en la administración se comete un error importante. En la administración existen sistemas de “compliance” desde tiempo inmemorial. Otra cosa es si esos sistemas sean o no eficaces y eficientes. En mi opinión son muy mejorables, aunque son aún más mejorables en el sector público empresarial, donde el control es de mucha menor intensidad que el que existe en la administración. No hay ninguna razón legal para el control sea menos intenso, pero esa es la realidad.

Indudablemente hay elementos de “compliance” que son frecuentes en el sector privado y que no lo son en el público como el control de riesgos, que deben establecerse en el sector público para mejorar el cumplimiento de la legalidad . Y para ello hay dictar normas que los hagan obligatorios , atribuir competencias para su establecimiento y encargar a los órganos de control que supervisen su efectiva implantación.

A mi juicio el sistema de control en la administración público en España y en general en el sector público se ha quedado obsoleto y tiene un serio problema de organización. la mayor parte de los partidos políticos no están dando ninguna muestra de querer abordar una reforma en profundidad del sistema. Hasta donde yo se no está en las agendas de nuestros políticos reformar el sistema de control.

Lavado de dinero

Pero que haya carencias en el control público y que éste no sea suficientemente eficiente, no significa que no exista . De hecho en la administración pública estatal existe bastante control y por esta razón los políticos tienden a crear entidades y sociedades donde se realizan determinadas actividades que se quieren que estén menos sujetas a control. Los resultados de estas prácticas a veces han sido catastróficos para el interés público. Algunos casos judiciales han tenido que ver con esto que digo.

 

…el sistema de control en la administración público en España y en general en el sector público se ha quedado obsoleto y tiene un serio problema de organización…

 

5º ¿Se hablaría hoy menos de corrupción en la administración si hubiera más o mejores sistemas de “compliance”, o si la cultura del cumplimiento normativo contara con una más larga trayectoria en nuestro país?

Contrariamente a lo que cabría deducir de la pregunta la cultura del cumplimiento normativo tiene una larga trayectoria en el sector público y, al menos en el sector público estatal que es lo que yo conozco en profundidad, la inmensa mayoría de los funcionarios públicos actúan con criterios éticos y profesionales y tratando de cumplir con la legalidad. Por otra parte, muchas de las normas que regulan el sector público tienen un componente fundamental de prevención de delitos e ilegalidades y conflictos de interés, la Ley General Presupuestaria, la Ley de Subvenciones, el Estatuto del Empleado público entre otras. Por solo poner un ejemplo la nueva ley de Contratos del Sector Público ha introducido importantes novedades en este aspecto.

Creo que es importante señalar que en los casos más importantes de corrupción que han sido detectados en el sector público estatal y en el de comunidades autónomas que es muy similar en su funcionamiento al estatal, los instrumentos para la corrupción han sido entidades del sector empresarial, donde la legislación es más laxa y la intensidad del control mucho menor que en la administración.

Es también relevante a los efectos que me pregunta que en las empresas públicas el grado de nepotismo es muy superior al de la administración en la que la inmensa mayoría de puestos de mayor responsabilidad, excepto los estrictamente políticos están ocupados por funcionarios de cuerpos superiores de la administración como Interventores y Auditores del estado, Abogados del Estado, Técnicos de Administración Civil, Economista del Estado y otros que han mamado el cumplimiento de la legalidad desde el inicio de sus carreras. Le aseguro que hay excepciones, pero hay mucho menos riesgo de ilegalidades que cuando el principal mérito para acceder es pertenecer a tal o cual partido, o ser amigo o familiar del político de turno, que es muy frecuente en el sector empresarial público, sobre todo en las sociedades.

 

6º En cierta ocasión escuché al fallecido Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, que nuestro país tiene ciertas singularidades en esta línea, la de cumplir con la ley. ¿Considera que necesitamos de singularidades en la norma también. Es decir, que a nuestra singularidades de incumplimiento se contrarrestan con singularidades normativas?

No se a que se refería José Manuel Maza con las singularidades de nuestro país. Indudablemente las tenemos, pero todos los países del mundo las tienen. En cada país, hay una cultura, una organización política, una idiosincrasia diferentes. Pero no creo que nuestros problemas de corrupción sean radicalmente diferentes a los de otros países.

Con sólo echar una ojeada a la prensa internacional de las últimas semanas puedes concluir que en todos los sitios “cuecen habas”, incluso en países de lo que a veces tenemos una imagen idílica no demasiado realista, Francia, Japón, Israel, Brasil, por poner sólo algunos ejemplos han sido sacudidos por gravísimos casos de corrupción en las que están implicados políticos de primer nivel, incluso presidentes y primeros ministros.

No pretendo quitar importancia al grave problema de corrupción que tenemos, sólo puntualizar que no somos tan singulares como podría parecer. En todo caso, a la corrupción no se le puede combatir sólo con mejoras en los sistemas de control y cambios normativos. Hay que hacerlo también a largo plazo utilizando el sistema educativo y me temo que nuestros políticos no están haciendo nada al respecto.

 

…a la corrupción no se le puede combatir sólo con mejoras en los sistemas de control y cambios normativos. Hay que hacerlo también a largo plazo utilizando el sistema educativo y me temo que nuestros políticos no están haciendo nada al respecto…

 

 

7º Finalmente, ¿Le augura un buen futuro al “compliance” a su implantación en el seno de “lo público” en nuestro país?

Como le decía en respuesta una pregunta anterior no se trata de implantar el “compliance” en el sector público porque ya existe, aunque es muy mejorable en cuanto a su eficiencia . Es necesario dotar al “compliance” de mayores medios y modernizarlo para que sea eficiente y todo esto depende de la voluntad de nuestros políticos.

Algunas técnicas de control son verdaderamente propias de otros tiempos y otras que son en mi opinión mucho más eficientes como la auditoria pública no se utilizan con la necesaria intensidad para prevenir ilegalidades. Lo que si me parece razonable estudiar en qué medida técnicas de “compliance” que se aplican en el sector privado pueden ser utilizadas con éxito en el sector público. Para ello hay que hacer un estudio muy profundo, teniendo en cuenta la diversidad de dicho sector y en el contexto de un cambio en el modelo de control del sector público, que a mi juicio debería tomar referencias como el sistema COSO y el modelo de las tres líneas de defensa.

Lo que puede ser viable en el sector público empresarial puede conducir directamente al fracaso en el sector público administrativo por distintas razones en las que no me puedo extender.

 

Alberto Girón González
Es Economista, Interventor y Auditor del Estado, Técnico de Hacienda e Inspector de Hacienda del Estado. Ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a la auditoría pública y el control financiero. En su calidad de Interventor del Estado ha realizado trabajos de colaboración con la administración de justicia habiendo actuado como perito en casos de gran complejidad y relevancia pública. En noviembre de 2017 fui nombrado Interventor Delegado en el Consejo de Seguridad Nuclear y Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal.
Forma parte de la Junta Directiva de Accors (Asociación Contra la Corrupción) y del Comité del Sector Público de la World Compliance Association.



Acerca de

Canal Compliance, surge con el afán de convertirse en canal de comunicación  e información Compliance. Estamos seguros de los beneficios sociales y empresariales del cumplimiento normativo. Somos conscientes que la eficacia de la norma se debe sustentar en la creación de una verdadera cultura Compliance y que ésta no es posible sin un verdadero canal de comunicación, una herramienta que permita que la información fluya con libertad e independencia y que ésta alcance a todos los actores del sector del Cumplimiento normativo.


CONTÁCTENOS

POR TELÉFONO