Canal Compliance19 septiembre, 2018
codigo-binario-due-diligence-1280x854.jpg

10min1295
Sanday Chongo Kabange - Project Coordinator The Red Flag GroupLas empresas se amparan en la evaluación de datos para tomar importantes decisiones de negocios. Sin embargo, con tanta información online y offline, identificar los datos útiles, realistas y de calidad es complejo y laborioso.

 

En los últimos años, el mercado ha visto entrar a los autodenominados agentes . Pero estos profesionales no entienden el sector de Compliance o cómo se utiliza el due diligence en la toma de decisiones. Esto es por que ellos proporcionan datos en cantidad más que de calidad. Estos conglomerados de información son simples recopilaciones de artículos de prensa, entrevistas y respuestas a cuestionarios sin valor alguno.

 

Mas allá de los datos.

Una buena due diligence debe ir más allá de los datos fácilmente disponibles a través de Internet o en fuentes secundarias. Para que éstos sean verdaderamente valiosos, deben acompañarse de información crítica. También de como un conocimiento profundo de cómo afectarán a sus negocios y al sector y mercado en el que se desenvuelve ya que, de lo contrario, ralentizará notablemente su capacidad para tomar buenas decisiones comerciales y aumentará los riesgos de la organización.

Cualquier consumidor de informes de integridad de due diligence debería entender que, sin valor añadido, los análisis, percepciones, conocimientos y consejos son sólo datos y no son útiles en la toma de decisiones o la gestión de riesgos potenciales. Afectando así al Compliance de la organización.

 

La complejidad y retos de la recopilación de datos due diligence.

La adquisición de información de alta calidad y su evaluación y construcción es un proceso arduo de trabajo para los empleados que conlleva mucho tiempo, investigación y dedicación. El alto coste y la experiencia que ello supone es la razón por la que muchos de los proveedores de due diligence en la industria actual están vendiendo datos baratos y fácilmente disponibles como parte de sus servicios.

En muchas jurisdicciones, el acceso a determinada información sobre la empresa (registros corporativos, los de litigios, los financieros y los informes de insolvencia/solvencia) es un derecho básico al que puede acceder la parte interesada, bien mediante el pago de una tarifa o de forma gratuita, por lo que su valor se reduce.

Otra de las complicaciones que muchos de los proveedores de due diligence de bajo valor no logran superar es entender que la recolección de datos debería cumplir con las expectativas del cliente. A la vez que es obtenido de acuerdo con las leyes locales y los requisitos legales, un equilibrio que supone todo un arte y que solo los trabajadores del due diligence con una buena experiencia pueden conseguir gracias a un profundo conocimiento del idioma y entorno locales.

recopilar datos

 

La dificultad de recopilar datos.

En algunas jurisdicciones europeas, la recopilación de datos, su almacenamiento y su publicación está regulada. Lo que significa que los datos de dichas jurisdicciones deben ser tratados dentro de las leyes aplicables mientras sean usados en due diligence.  Algo para lo que es necesario que los proveedores del due diligence entiendan la sensibilidad de la protección de datos y su tratamiento efectivo.

Además de ello, existen algunas jurisdicciones en África, Oriente Medio, Latinoamérica y Asia que, por estar subdesarrolladas, en guerra, ser proteccionistas o políticamente inestables, no cuentan con almacenes de datos digitalizados ni centralizados. Por lo que obtener datos de esas regiones es una tarea muy laboriosa. Requiere mucha experiencia y paciencia. Debido a ello, la información debe ser verificada físicamente y copiada a mano de carpetas y archivos. Éstos, a veces no están actualizados o no son legibles. Y se añaden incidentes como la eliminación de algunos archivos del registro por parte de compañías de dudosa reputación. También el “pago de facilitación” que algunos funcionarios públicos corruptos solicitan.

Esta es la manera más fácil de que las boutiques de due diligence obtengan datos pero, para un buen profesional del due diligence, se trata de una conducta sin ninguna ética que expone al cliente a distintos riesgos.

A todo ello hay que añadirle que, en un ambiente en el que nadie puede publicar nada en ninguna plataforma, los problemas con las fuentes de información falsas son muy altos. Lo que necesita de un profundo conocimiento para determinar qué información es creíble y fiable y cuál no.

 

Paraisos Fiscales
Paraísos Fiscales.

De igual manera, obtener datos de paraísos fiscales offshore es complejo. Esto es debido a sus características y famosas leyes confidenciales. Debido a ello, multitud de compañías se registran con la intención de obtener beneficios fiscales. Por lo que estas regiones pueden ser asociadas con actividades fraudulentas como el blanqueo de capitales. La obtención de información en estos territorios no suele resultar efectiva porque los accionistas y directores no tienen por qué hacerse públicos.

Además, existen determinados territorios que no siguen el calendario gregoriano, lo que provoca que ciertos datos aparezcan aparentemente desactualizados para el investigador inexperto. Esta calendarización diferente solo puede ser determinada por expertos locales que tengan la capacidad de explicarlo.

Con respecto a las visitas y verificaciones sobre el terreno, el reto surge cuando se trata de un proveedor de due diligence de bajo valor sin presencia local ni conocimiento suficiente de cómo obtener de forma segura y legal imágenes discretas y relevantes para el due diligence.

Los proveedores reputados de due diligence designarán a sus especialistas locales de confianza. Estos realizarán las visitas o para que expliquen desde una perspectiva local por qué no se pueden obtener fotografías de determinados lugares. Instalaciones de seguridad, instalaciones militares de países en guerra/posguerra. Para minimizar los riesgos relacionados con las imágenes, los buenos profesionales de due diligence invierten en imágenes retrospectivas y en tecnologías de metadatos para garantizar que las fotografías incluidas en sus informes no proceden de Internet o de un proveedor de imágenes comerciales.

Por lo tanto, al invertir en investigación de due diligence, es importante asegurarse de contratar a un proveedor experimentado. Cualificado que conozca de manera profunda las técnicas de investigación, el alcance global y los mercados, y cuya información resulte realmente valiosa y relevante. ¿Por qué gastar dinero en una due diligence barata sin utilidad?

 

Sanday Chongo Kabange – Project Coordinator The Red Flag Group

 

 



Acerca de

Canal Compliance, surge con el afán de convertirse en canal de comunicación  e información Compliance. Estamos seguros de los beneficios sociales y empresariales del cumplimiento normativo. Somos conscientes que la eficacia de la norma se debe sustentar en la creación de una verdadera cultura Compliance y que ésta no es posible sin un verdadero canal de comunicación, una herramienta que permita que la información fluya con libertad e independencia y que ésta alcance a todos los actores del sector del Cumplimiento normativo.


CONTÁCTENOS

POR TELÉFONO