Canal Compliance28 enero, 2019
carlos-saiz-1280x660.jpg

5min678
Antonio del Moral, magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, impartió la conferencia de clausura. Se centró en las investigaciones internas empresariales y sus posibles injerencias en los derechos fundamentales de los empleados.

 

Durante su segunda jornada, el IV Encuentro Cumplen contó con Mar España. Es directora de la AEPD  y destacó que “uno de los objetivos principales del compliance es asegurar la exactitud y actualización de los datos personales”.  Mar España resumió el espíritu y los principales contenidos y novedades de la reciente Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales.

 

uno de los objetivos principales del compliance es asegurar la exactitud y actualización de los datos personales

 

En referencia al Reglamento General de Protección de Datos, cuya entrada en vigor el pasado mes de mayo provocó no pocos dolores de cabeza a los profesionales del cumplimiento y abogados, ha indicado que se ha malinterpretado en muchos casos, provocando la petición masiva de consentimientos que no siempre eran necesarios, por haber sido obtenidos previamente de manera adecuada.

 

Asistentes al IV Encuentro CUMPLEN

 

Antonio del Moral.

Antonio del Moral, magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, impartió la conferencia de clausura. Del moral se centró en las investigaciones internas empresariales y sus posibles injerencias en los derechos fundamentales de los empleados. Según indicó, “el trabajador ha perdido toda expectativa de privacidad a pesar de que tiene derecho a la protección de su intimidad en el uso de los dispositivos digitales puestos a su disposición por su empleador”.

 

el trabajador ha perdido toda expectativa de privacidad…

 

Elenco de Expertos.

Durante la celebración del IV Encuentro Cumplen intervinieron más de cuarenta expertos en la materia. Además de los ya nombrados, participaron otros que informaron e incluso debatieron con los asistentes sobre cumplimiento normativo. Participaron representantes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) estuvo también representada. La Fiscalía General del Estado y el Colegio de Abogados de Madrid, así como profesionales del Derecho y RSC y Compliance Officers de grandes entidades. Entre otras: Bankia, BBVA, Bergé y Cía, Calidad Pascual, Cepsa, Cruz Roja Española, Ferrovial, GLS, J. García Carrión, Masmóvil, Naturgy, Prosegur, Repsol o Telefónica.

 

Bloques temáticos.

El congreso se diseñó en grandes bloques temáticos. En cada uno de ellos se analizaron algunas de las materias más importantes en el ámbito. La Norma UNE 19602 y el cumplimiento fiscal; los nuevos mercados y la regulación de las tecnologías emergentes; fueron algunos de estos temas. Pero también el valor del cumplimiento normativo para el negocio y la reputación de las empresas. No podemos olvidar la incidencia del compliance en el Tercer Sector y en el ámbito de lo público, avordados durante el encuentro. También la prevención y persecución de la corrupción internacional o la realidad del canal de denuncias fueron abordadas.

 

Carlos Saiz

El Encuentro anual de Cumplen es ya un evento de referencia para los profesionales del Compliance en España

“El Encuentro anual de Cumplen es ya un evento de referencia para los profesionales del Compliance en España. Aunque hemos recorrido mucho camino en estos años, tenemos que seguir dando pasos hacia la profesionalización del oficial de cumplimiento”, señala Carlos Sáiz Peña, presidente de Cumplen.


Canal Compliance6 julio, 2018
coal-1521718_1920-1280x853.jpg

8min773
En una sentencia en la que condena a 4 años de prisión al exadministrador de una empresa. El alto tribunal destaca que el “compliance program“contribuye eficazmente a prevenir delitos dentro de las empresas.

 

La Sala Segunda del Tribunal Supremo destaca la importancia de implantar programas de cumplimiento normativo (compliance program). El objetivo sería prevenir la comisión de delitos de apropiación indebida y de administración desleal en el seno de las empresas. Sirviendo, además para controlar el mejor cumplimiento del derecho dentro de las mismas.

 

Interior de una mina de carbón

 

El tribunal incide en la necesidad de establecer mecanismos de este tipo para evitar casos como por el que se condena a 4 años de prisión a una empresa. La condena es por un delito continuado de apropiación indebida y de administración desleal. El condenado es el exadministrador de una empresa. El motivo, apoderase, sin el consentimiento de su socio italiano, de dinero en efectivo de la caja y realizar transferencias a su cuenta personal sin justificar su destino. También por otras irregularidades en la gestión, que ocasionaron un perjuicio de 2 millones de euros a esta empresa. La empresa se dedicaba a la importación de carbón Ucrania.

La sentencia.

La sentencia, con el magistrado Vicente Magro Servet como ponente, destaca que “una buena praxis corporativa en la empresa es la de implementar estos programas de cumplimiento normativo que garanticen que este tipo de hechos no se cometan, o dificulten las acciones continuadas de distracción de dinero, o abuso de funciones que un buen programa de cumplimiento normativo hubiera detectado de inmediato”.

La Sala recuerda que es positivo que se implanten protocolos de buena gestión de los administradores de las sociedades mercantiles. Lo es para un buen gobierno corporativo de las sociedades. De esta forma los gestores actúan con arreglo a unos parámetros. Éstos ya se fijaron en el año 1997 en el conocido “Código Olivenza”.

La introducción del Compliance eficaz.

La sala añade que, junto con este Código Olivenza, fue capital para el buen gobierno de la administración en las empresas la introducción de los programas de compliance en las mismas que evitarían casos como el de la sentencia. Esto es por el control interno en las empresas. Que evita la delincuencia cometida por directivos, y empleados mediante la técnica anglosajona del “compliance program” como conjunto de normas de carácter interno. Establecidas en la empresa a iniciativa del órgano de administración,. Su fin es el de implementar en ella un modelo de organización y gestión eficaz e idóneo. Así se consigue mitigar el riesgo de la comisión de delitos y exonerar a la empresa y, en su caso, al órgano de administración, de la responsabilidad penal de los delitos cometidos por sus directivos y empleados.

De haber existido un adecuado programa de cumplimiento normativo, casos como el aquí ocurrido se darían con mayor dificultad, ya que en la mayoría de los supuestos el conocimiento de actividades, como las aquí declaradas probadas de apropiación de fondos y de abuso de gestión, no se hubieran dado, y no habría que esperar a que en este caso hubiera tenido que intervenir la agencia tributaria para, detectando el fraude fiscal que existía con el carbón importado, acabaran por descubrirse las apropiaciones realizadas por el recurrente”, subraya la Sala.

Planes en las sociedades mercantiles.

De ahí, afirman los magistrados, la importancia de que en las sociedades mercantiles se implanten estos programas de cumplimiento normativo. No solo para evitar la derivación de la responsabilidad penal a la empresa en los casos de delitos cometidos por directivos y empleados. Que serían los casos de ilícitos penales ad extra. Son aquellos en los que los perjudicados son terceros/acreedores. Éstos son perjudicados por delitos tales como estafas, alzamientos de bienes, etc. También influiría en la previsón de los delitos de apropiación indebida y administración desleal, es decir, ad intra.

Estos últimos, indica la Sala, aunque no derivan la responsabilidad penal a la empresa por no estar reconocido como tales en sus preceptos esta derivación y ser ad intra, “sí que permiten obstaculizar la comisión de delitos como los aquí cometidos por los administradores que no dan rendición pautada de cuentas a sus socios o administradores solidarios y que cometen irregularidades, que en algunos casos, como los aquí ocurridos, son constitutivos de ilícitos penales”.

Responsabilidad civil.

La sentencia destaca que estas actuaciones de ilícitos penales como los aquí cometidos incluso pueden dar lugar la existencia de responsabilidad civil. En el caso de que se tratara de hechos ad extra o cometidos frente a terceros, y no frente al patrimonio de la sociedad, haría nacer una responsabilidad civil con cargo a la empresa.

Conclusiones.

Con los programas de compliance, apunta el TS, podrían evitarse estos delitos ad intra en las empresas. Para evitar una delincuencia societaria con grave perjuicio interno.
El tribunal estima de forma parcial el recurso del condenado contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Oviedo. Se impuso una pena de 5 años y 9 meses de prisión, por un delito de apropiación indebida y otro de administración desleal. También el pago de una indemnización de 2 millones de euros más los intereses legales por los perjuicios causados. La Sala le impone una pena de 4 años de prisión al apreciar continuidad delictiva de ambos delitos. También mantiene el resto de los pronunciamientos de la sentencia recurrida.



Acerca de

Canal Compliance, surge con el afán de convertirse en canal de comunicación  e información Compliance. Estamos seguros de los beneficios sociales y empresariales del cumplimiento normativo. Somos conscientes que la eficacia de la norma se debe sustentar en la creación de una verdadera cultura Compliance y que ésta no es posible sin un verdadero canal de comunicación, una herramienta que permita que la información fluya con libertad e independencia y que ésta alcance a todos los actores del sector del Cumplimiento normativo.


CONTÁCTENOS

POR TELÉFONO